Enfermedades de cachorros

Hoy querría hablaros de la salud de nuestro cachorro. Django ha cumplido hace pocos días los cuatro meses y está sano y fuerte como un roble, pero para que así sea todos debemos tener en cuenta ciertos aspectos de prevención y, por supuesto, conocer las diversas enfermedades a las que nos enfrentamos durante esta primera etapa de su vida.

 

Existen enfermedades de cachorros del tipo víricas muy críticas, que pueden atacarle durante su “infancia” y el único modo de prevenirlo es con una correcta vacunación. Varias de estas enfermedades NO tienen cura, tan solo podemos luchar contra las infecciones y los síntomas que producen confiando en que nuestro cachorro desarrolle los anticuerpos.

Perros-y-vacunas
Especial cuidado con:
– Moquillo
– Parvovirosis
– Coronavirosis
– Hepatitis

 

Estas cuatro enfermedades son transmitidas por Virus, y como he comentado, no existe tratamiento específico. La única opción conocida hoy en día, es tratar de ayudar al cachorro controlando los síntomas de la enfermedad, debemos seguir todos los pasos que nos marque nuestro veterinario.

 

1.Moquillo

Es una enfermedad infecciosa muy contagiosa, en algunos casos incluso mortal.

 

Se transmite a través de un contacto directo entre perros, por las vías aéreas (por la nariz o boca). Se sirve de los ganglios linfáticos para multiplicarse y pasar a la sangre.

 

La vacunación previa es importantísima para que nuestro cachorro desarrolle los anticuerpos y controle la infección.

 

Se destruye a temperatura superior a 50º C o con desinfectantes a base de amonio cuaternario.

 

Síntomas:

Desde que es expuesto al virus tendrá un periodo de incubación de 6 días. Una vez el virus llega a la sangre, estaría un período de 3 a 4 días con síntomas de fiebre y mucosas oscuras, pudiendo desarrollar en los días siguientes síntomas más graves como problemas respiratorios y digestivos, conjuntivitis y fiebres.

 

  1. En el caso de haber tendido una vacunación previa a la infección podríamos tener una recuperación, aunque en algunos casos con secuelas (solo si ha habido vacunación).
  2. En el peor de los casos, y si no había una vacunación previa a la infección, desarrollaría una sintomatología nerviosa y posterior fallecimiento. Aunque son muchos los casos en los que un cachorro no vacunado, con una medicación adecuada y unos buenos cuidados termina desarrollando sus propios anticuerpos y recuperándose.

 

vacunas-para-cachorros

 

2.Parvovirosis o Parvovirus

La Parvovirosis es una enfermedad que prácticamente solo afecta a cachorros. El periodo más crítico de una posible infección es entre las 6 y las 12 semanas, debido a la separación de su madre.

 

Es un virus muy resistente, por lo que constituye una enfermedad muy contagiosa y de difícil erradicación y curación.

 

Para desinfectar las zonas contaminadas hay que realizar una limpieza de la superficie y usar hipoclorito sódico.

 

Síntomas:

Se contagia por las heces o fulídos y una pequeña dosis es suficiente para infectar al cachorro.

 

El virus pasa a la sangre a los tres o cuatro días de incubación. A partir de ese momentos aparecen los primeros síntomas de fiebre, vómitos y primeras diarreas. Pasadas 24h el cachorro no acepta la ingesta de comida ni bebida por lo que sufre de desnutrición y deshidratación, agrabando la situación con diarreas sanguinolentas.

 

Deberá tratarse rápidamente por parte de un veterinario, solo en este caso, y si las defensas del cachorro son altas, la curación será posible.

 

Los cachorros contagiados antes de las 8 semanas de vida o estando en el útero de la madre, padecen muerte súbita o problemas cardiacos, pudiendo derivar en ataques cardiorespiratorios durante la enfermedad.

 

Las probabilidades de supervivencia son muy bajas cuando son infectados con menos de 8 semanas de vida: el 70% muere mientras que el 30% restante sobrevive incluso años, pero posiblemente morirán por cardiopatías.

 

Parvovirus

 

3.Coronavirosis o Coronavirus

Aunque es menos frecuente y grave que la parvovirosis, en lugares con una densidad de población canina de hacinamiento puede convertirse en un problema muy grave.

 

La vía de propagación es idéntica a la del parvovirus: las heces de animales infectados; se extiende con la misma rapidez y por los mismos sistemas; pero la diferencia es que sólo afecta a las células epiteliales maduras del intestino.

 

Síntomas:

Son similares a la parvovirosis, pero la presencia de sangre en las heces es menos frecuente y el índice de leucocitos suele mantenerse en los niveles normales.

 

El tratamiento es de mantenimiento y sintomático, aunque la respuesta del cachorro es mucho más rápida que si sufriera una infección por parvovirus.

 

Aunque para ambas enfermedades existe una vacuna, la que inmuniza frente a coronavirus es menos efectiva que la que previene de parvovirosis.

 

 

4.Hepatitis

Es una enfermedad que padecen principalmente los cachorros en su primer año de vida, aunque los perros no vacunados pueden verse afectados a cualquier edad.

 

Es muy resistente, pudiendo vivir el virus incluso meses si la temperatura es inferior a 4º C. Los puedes eliminar con desinfectantes iodados o fenol.

 

Síntomas:

El contagio es posible de entre los 6 hasta los 9 meses de edad a través de las secreciones que el perro contagiado expulsa por nariz, boca y en orina.

 

Afecta fundamentalmente a ojos, riñón e hígado, pudiendo llegar a ser mortal. Hay muchos animales que aunque no tienen síntomas son portadores del virus, por lo que no nos daríamos cuenta de que está enfermo y bajaríamos la guardia dejando que nuestro cachorro se acercara, es una fuente muy peligrosa de contagio. La respuesta inmune aparece a los 7 días.

 

Existen tres formas de aparición:
Forma sobreaguda: cachorros de pocas semanas, muerte en pocas horas, sin síntomas previos. Parece un envenenamiento.
Forma aguda: fiebre, anorexia, dolor; vómitos, diarreas con sangre; lesión ocular y renal; muerte en 5/ 7 días; o lenta recuperación.
Forma crónica: cirrosis hepática, pérdida de peso, alteraciones en el hígado.

 

 

Ninguna de estas enfermedades víricas afecta a los humanos, pero son muy comunes en centros caninos de venta de cachorros donde viven afinados en cubículos o donde la procedencia de éstos no está muy clara, generalmente de países del Este.

 

 

Hay cuatro recomendaciones elementales para prevenir estas enfermedades en nuestro cachorro:

 

  1. Conocer la procedencia de nuestro cachorro, si podemos conocer y ver a los congéneres mejor, del cachorro deberá convivir con la madre como mínimo hasta los 2 meses de edad, tiempo en el que debería de tener dos procesos de vacunación y la cartilla correctamente implementada y sellada por un veterinario.
  2. Seguir un procedimiento correcto de vacunación, en el que deberíamos ver en su cartilla de vacunación como mínimo la Triple y Parvovirosis.
  3. Las condiciones de salubridad del lugar son elementales, descartad coger un cachorro al mínimo síntoma de suciedad, heces o vómitos.
  4. Una vez el cachorro está en casa, deberemos evitar sacarlo a la calle o que entre en contacto con otros animales hasta haber finalizado todo el proceso de vacunación, que suele ser a partir de los tres o tres meses y medio, según el plan de vacunación de nuestro veterinario.

 

vacunas

Programa de vacunación estándar para cachorros

 

Conociendo a qué nos enfrentamos y siguiendo estos consejos evitaremos que nuestro cachorro pueda sufrir alguna de estas enfermedades tan peligrosas.

 

 

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: