Filariosis Canina o enfermedad del gusano del corazón

Hoy me gustaría abordar un tema que considero importante, la filariosis canina o filaria, también conocida como la enfermedad del gusano del corazón.

 

Hace unos días una de las protes a las que sigo y difundo en casos de adopción, compartió el caso de Killo, un perrito cruce de Pit Bull que había sido operado de urgencia por el Dr. Luigi Venco un prestigioso veterinario italiano, diplomado en parasitologia.

 

 El caso de este perrito me conmovió porque además de haber estado desatendido desde su nacimiento, había sufrido maltrato continuado y finalmente abandono.

 

Cuando los chicos de la protectora recogieron a Killo, lo primero que hicieron fue llevarlo al veterinario, y cual fue su sorpresa al descubrir que además de la desnutrición y los golpes que mostraba su piel tenía el corazón completamente infestado de gusanos. Sin dudarlo ni un momento la prote se puso en contacto con Valencia Sur Hospital Veterinario, donde trabaja el Dr. Luigi Venco, que rápidamente y lo preparó todo para realizarle esta compleja operación a Killo.

 

El caso de Killo era extremo ya que, en algunos casos, los gusanos podían llegar a medir hasta 15cm pero, gracias a la rápida intervención del Dr. Venco, Killo salvó su vida y hoy es un perrito sano, feliz y con una nueva vida por delante.

 

Ahora me gustaría hablaros un poco más de la filariosis, una enfermedad infecciosa que para muchos es desconocida y sin embargo es una de las enfermedades infecciosas más peligrosas que pueden afectar a nuestros perros o gatos.

 

¿Qué es la filariosis?

La filariosis canina o también conocida como enfermedad del gusano del corazón, es una enfermedad producida por un parásito que puede acarrear graves secuelas para la salud de nuestros perros. Y es conocida también por este nombre porque es precisamente en el corazón donde se alojan los gusanos.

 

filaria_gusano del corazon

 

Un perro infectado con filaria puede contagiar a otros perros y gatos, pero no a las personas

 

La filariosis comienza en el momento en que un mosquito infectado de filaria pica nuestro perro y, a través de su saliva, deposita las larvas del parásito. Estas larvas crecen bajo la piel del perro para posteriormente viajar por las venas hasta al corazón, una vez instaladas en el corazón se convertirán en gusanos adultos que pueden llegar a medir hasta 30 centímetros.

 

La filariosis canina no se transmite a las personas, el gusano de la filaria es un parásito específico de los cánidos, como los perros, aunque también puede habitar en gatos domésticos.

 

¿Cuáles son los síntomas?

Por desgracia los síntomas aparecen tarde y además pueden ser mal interpretados, por lo que seguramente la infección de parásitos esté ya ampliamente propagada en nuestro perro, por eso es muy importante la prevención.

 

Los síntomas mas habituales son:

  • Tos suave y crónica
  • Aceleración de la respiración
  • Cansancio y tristeza general
  • En ocasiones falta de apetito
  • Ataques durante la realización de ejercicio

 

¿Cuál es el tratamiento de la filariosis?

Si es detectada a tiempo y no está muy avanzada, la enfermedad tiene cura con un tratamiento específico que determinará nuestro veterinario.

 

La curación del perro con filariosis depende de un diagnóstico y tratamiento temprano.

 

Por lo general el tratamiento consiste en la aplicación de dos inyecciones que cuestan alrededor de 100 euros cada una y resultan muy eficaces por su efecto antiparasitario, acabando con los parásitos que han llegado al corazón.

 

Vista de los gusanos de filaria

 

Por otro lado, también hay que eliminar las larvas (los huevos de los gusanos), en este caso se utilizan unas pastillas antiparasitarias. Nuestro veterinario debe informarnos bien y hacer un seguimiento exhautivo ya que puede tener efectos secundarios, pues existe riesgo de formación de trombos. Debido a que el parásito muere por la medicación, este puede crear un coágulo y quedar obstruido en los vasos sanguíneos.

 

Algunos veterinarios aconsejan que antes de comenzar con el tratamiento contra la filaria, se administre durante unas semanas aspirina, que actúa como anticoagulante sanguíneo y ayuda a evitar los peligrosos trombos.

 

El reposo es fundamental durante el tratamiento restringiendo el tiempo del paseo, así como cualquier tipo de ejercicio físico. Esto es clave para prevenir el desprendimiento masivo de gusanos muertos por el tratamiento y la aparición de coágulos sanguíneos. Y el tratamiento tiene una duración de aproximadamente tres semanas.

 

Si el caso es muy grave puede llegar a ser necesaria la hospitalización,  para vigilar su evolución y garantizar al máximo su inmovilidad.

 

¿Cómo prevenir la filariosis?

Como siempre digo, la prevención es la mejor cura, y en este caso aplicamos de nuevo la norma, ya que en los casos graves como el de Killo puede llegar a ser necesaria una intervención quirúrgica para salvarle la vida.

 

La prevención es muy sencilla, siguiendo el calendario de desparasitación que nos marque nuestro veterinario (una pastilla desparasitadora cada 3 o 6 meses según nos indique) y un análisis de sangre en la revisión anual es suficiente.

 

pastillas-desparasitar

 

El uso de collares repelentes como Scalibor, Seresto, pipetas o sprays para evitar que los dichosos mosquitos les piquen.

 

Con estas pautas de prevención minimizaremos los riesgos de que puedan ser infectados por filaria.

 

 

 

 

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: