Parásitos intestinales o gusanos en las heces

Bueeeeeno, Django tiene gusanos… así la primera impresión es para decir ¡puaj que asco! pero en realidad es muy normal en cachorros de su edad. Recordemos que este pequeñajo Jack Russell acaba de cumplir los tres meses.

 

Lo descubrimos hace un par de días en una caquita un tanto líquida (os ahorraré la foto, porque entiendo que puede ser algo desagradable).

 

Para que os hagáis una idea, este tipo de parásitos intestinales o gusanos en las heces, son como fideos blancos, tipo fideo de arroz chino, de aproximadamente entre 1 y 4 centímetros de largo. Eso es en edad adulta, lo que significa que dentro de su barriguita podría tener liendres e incluso huevos.

 

De ahí que le sonaran tanto las tripillas, cosa que nos extrañó la noche anterior a su caca de fideos chinos.

 

Lo primero en estos casos es llevarlo al veterinario, y eso es lo que hicimos. Una vez diagnosticado el tipo de gusano la veterinaria nos dió la medicación que le durará 5 días. A partir de ahí 15 días de descanso e ir observando las heces. Si pasados esos 15 días ya no vemos más gusanos es que está todo perfecto. De todas maneras hay que ir mirando de vez en cuando no sea que aparezca algún gusano remolón que no hemos conseguido erradicar con la medicación. Si así fuera, deberemos retomar el tratamiento 5 días más.

 

De momento Django lleva ya dos días y la verdad es que no hemos vuelto a ver ningún gusano, las heces vuelven a tener una consistencia normal (antes eran muy blanditas), y su barriga ya no suena.

 

En este caso, los gusanos que tenía Django son parásitos que se heredan de la madre, es decir, se transmiten en el período de gestación antes del parto o a posterior durante la lactancia.

 

Es muy importante desparasitar una vez al mes a los cachorros en sus primeros 3 o 4 meses de vida.

 

Ya en edad adulta será nuestro veterinario el que nos marque las pautas pero calculad que entre 3 y 4 veces al año. Esta práctica nos evitará el desarrollo de estos molestos parásitos que pueden llegar a provocar vómitos, diarreas, extrema delgadez, nerviosismo o prurito anal.

 

También debemos tener en cuenta que hay ciertos parásitos que se pueden transmitir de los perros a los humanos y por tanto hay que tener en cuenta algunas medidas de prevención:

  • Es importante recoger y eliminar las heces tanto en la calle como en nuestro propio terreno si como es mi caso disponemos de un patio o jardín.
  • Evitar jugar con nuestros perros en lugares con muchos excrementos y no dejar que los niños toquen la tierra o los juguetes de nuestra mascota si es que ha estado en contacto con tierra o césped donde hace sus necesidades nuestro perro.
  • Nuestra higiene es fundamental: debemos lavarnos las manos después de tocar a nuestra mascota y con más razón si vamos a comer.
  • Evitar que nos chupen la cara, aunque sea gracioso y nos hagan cosquillas

 

Siguiendo estos sencillos consejos y junto con una desparasitación correcta evitaremos que estos animalejos se desarrollen en las barriguitas de nuestros amigos.

 

Y como siempre digo, cualquier duda ya sabéis donde encontrarme!!

 

 

 

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: