¿Porque mí perro lo monta todo?

Seguro que alguna vez os habéis hecho esta pregunta ¿porque mi perro lo monta todo? monta otros perros, machos y hembras, monta humanos, monta cojines, mantas, muñecos…, todo aquello que le parece “apetecible”.

 

Hulk y Django “procesándose amor”, una imagen ¿tierna?

 

Esta conducta está claro que nos resulta más incómoda a nosotros (los humanos) que a los propios peludos, ellos son felices con todo lo que hacen. Pero ay de nosotros… es una conducta incómoda, ¡muy incómoda!

 

Pero ¿por qué lo hacen? Vamos a ir viendo poco a poco los “por qués” y cual puede ser el significado de que nuestro peludo o peluda (ellas tampoco se cortan un pelo) monten piernas, mantas, otros perros o todo aquello que se les ponga por delante.

 

1.Pero… ¿Por qué nos molesta tanto?

Principalmente por pudor. Que nuestro amigo quiera acosar sexualmente a otros perros o a personas puede llegar a ser realmente vergonzoso para la mayoría de humanos que comparten su vida con un perrín.

 

La verdad es que asociamos o pensamos en la conducta de monta como algo estrictamente sexual, y tener un animal que sólo piensa en el sexo nos ruboriza. ¿Cómo podemos explicar que nuestro amigote de cuatro patas, en el fondo, es un adorable peluche mientras agarra con fuerza y obsesión a una visita secuestrándole su pierna para fines… truculentos? Se hace difícil de explicar… si no sabemos la respuesta correcta.

 

Algunos de nosotros incluso podemos llegar a sentirnos frustrados cuando después de esterilizar o castrar a nuestro perruno, continúa haciéndolo

 

 

2. ¿Qué NO debemos hacer frente a esta conducta?

El castigo: cuando nuestro perro entra en esa dinámica de mota indiscriminada nos cuesta mucho conseguir que deje de hacerlo. Apartarle, regañarle, castigarle… no parecen dar grandes resultados para evitar que vuelva a comportarse así ¿verdad? Entonces, si no funciona… ¡no lo repitamos!

 

El control: estamos convencidos de que tiene un problema de obsesión por el sexo y nos cuesta creer que se manifieste de manera tan continuada, tan persistente y tan exagerada como lo hace. Sin embargo, hay veces en que puede pasarse días sin montar nada o a nadie, y eso desconcierta a cualquiera…

 

 

Cuando este comportamiento ocurre, en la mayoría de los casos, los humanos intentamos como sea que no lo manifieste, o como mucho, que no lo vuelva a manifestar, cortándolo cuando comienza a dar muestras de querer hacerlo. Así que una y otra vez el problema se repite, y en ocasiones optamos por recluir a nuestro perro o apartarlo de vivir experiencias sólo por el hecho de no saber controlar la conducta de monta.

 

 

3. Causas por las que tiene una conducta de monta

Excitación o sobre estimulación

Cuando nuestro peludo siente mucha emoción o tiene estímulos que le generan mucha excitación, en ocasiones puede liberarla realizando una conducta de monta. Esto puede ocurrir por ejemplo, cuando conoce a un perro nuevo o cuando ve por primera vez a una persona que no conocía. Con los perros lo podemos ver fácilmente, pues algunos de ellos están correteando y muestran mucha alegría en el parque, a la vez que montan a un nuevo compañero de juegos.

 

 

Estrés o ansiedad

De un modo muy similar al caso anterior, el estrés o la ansiedad pueden provocar este tipo de conducta. Suele ocurrir cuando el perro está excitado (no en el terreno sexual) y a la vez molesto en algún sentido, dos emociones contrarias que le generan inquietud.

 

Tanto si es generado por estrés o ansiedad como si lo es por excitación o sobre estimulación, son conductas de desplazamiento que nos llevan a que nuestro amigo termine por realizar la monta. Si esto se mantiene en el tiempo, puede llegar a ser un desorden compulsivo, por eso es importante prestar atención al verdadero motivo por el cual el perro monta.

 

 

Comportamiento sexual o conducta aprendida

Por supuesto no hay que olvidar que nuestro perro puede estar realizando la conducta de monta como un comportamiento sexual, con hembras en celo habitualmente. Además, si el macho ha tenido experiencias sexuales previas, al ser un comportamiento auto reforzante, lo hará también para buscar el placer que le reporta. Tanto es así que incluso machos castrados pueden llegar a eyacular. La masturbación puede aparecer tanto en machos como en hembras.

 

 

Dominancia

Esta causa puede ser discutida, en realidad la mayoría de los etólogos con los que he hablado del tema de la monta no están muy de acuerdo con la atribución de cualquier tipo de comportamiento a la llamada dominancia, quizás motivado por los programas de televisión de educación canina que se emiten, o por las conversaciones de “parque”.

 

La mayoría de los humanos, atribuímos la monta de nuestro perro hacia otro, a un tema de dominancia, porque según dicen “así determina quién manda”

 

Aunque sí que es verdad que a veces, algunos perros utilizan la monta hacia otro perro para establecer una posición dentro de una organización social, sobre todo en familias en las que viven más de un perro, o quizás también podría ocurrir en grupos estables de “amigos” perrunos que se ven a diario. No sería razonable explicar que una monta de un perro hacia otro que acaba de conocer es por dominancia, ya que ahí no existe ningún grupo ni organización social que necesitase ser establecida.

 

Tampoco un perro montará a una persona por dominancia, existe seguro una explicación alternativa

 

Nuestros amigos de 4 patas saben bien que no somos otro perro, no nos ven como tal, y si hemos de darle un nombre podríamos decir que somos “un referente para ellos”, por lo tanto no tiene sentido que creamos que realizan ciertos comportamientos para “dominarnos” y conseguir el puesto de “líder”.

 

 

Enfermedad

Hay diversos problemas médicos que pueden derivar en este tipo de conducta. Si nuestro amigo comienza de repente con este comportamiento y nunca antes lo había mostrado o creemos que no tiene relación con el resto de posiblidades que veremos a continuación, lo aconsejable es que lo consultemos con su veterinario para que le hagan un chequeo. Puede tener alguno de los siguientes problemas médicos:

 

  1. Alteración en los niveles de estrógeno o testosterona
  2. Tumores en las células de sortoli o en las células granulosas
  3. Enfermedades que afectan al perfil del olor: del saco anal, el tracto urinario, infección de orina o infección vaginal, alergias en la piel o priapismo. Verás que pasan mucho tiempo lamiéndose o frotándose.

 

 

4. Conclusiones y soluciones

La conducta de monta es mucho más que un simple comportamiento sexual que nos puede ruborizar. Como ocurre en todos los comportamientos del perro, hay un por qué que debemos analizar y determinar si puede o no suponer un problema.

 

 

Intentar que el perro deje de montar a otros perros, personas o cosas evitando las situaciones, castigándole o apartándole no ayuda en ningún caso, pues genera más activación, más sobre estimulación, más estrés o ansiedad…

 

Debemos conocer el origen de problema para poder dar una solución a la causa que lo origina.

  1. En caso de que la conducta de monta la realice por motivos sexuales, tendremos que evitar situaciones en las que el perro pueda encontrarse con hembras en celo y la imposibilidad de cubrirlas, generándole una alta frustración.
  2. En las causas que tienen un origen de estrés, dominancia o sobre estimulación es recomendable consultar con un educador canino o etólogo para tratar el origen del estas causas.
  3. En caso de enfermedad, será nuestro veterinario el que mejor nos pueda aconsejar sobre el tratamiento médico que debamos seguir.

 

 

 

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: