Perros

Dieta blanda para perros

Seguro que en más de una ocasión os habéis encontrado con que vuestro peludo ha tenido un episodio de diarreas y/o vómitos. Esta situación es muy habitual y por lo general se trata con una dieta blanda, líquidos y, en algunos casos, incluyendo probióticos.

 

Lo primero de todo es llevarle al veterinario y que sea éste el que determine la causa pues, tanto puede ser un episodio pasajero por haber comido algo que no debía, como por una intolerancia alimentaria, efectos secundarios de una medicación si es que está en tratamiento u otros motivos. Así pues, lo correcto es que sea un profesional el que diagnostique el origen.

 

Es casi seguro que, nuestro veterinario nos recomiende una dieta blanda hasta que desaparezcan los vómitos y/o las diarreas, así que, en el post de hoy os voy a explicar en que consiste, cómo prepararla, ingredientes y por supuesto, algunos complementos como latas y probióticos para los que no os atreváis a cocinar.

 

 

1. ¿Cómo preparar una dieta blanda para perros?

Por lo general, si nuestro peludo tiene problemas digestivos, el veterinario nos recomendará que, durante unos días, nuestro amigo siga una dieta que sea fácilmente digerible y que a su vez contenga la fibra y energía que necesita. Eso excluye cualquier tipo de condimentos y alimentos que puedan provocarle irritación en todo el aparato digestivo o aquellos que sean susceptibles de alergias o intolerancias alimentarias.

 

Eso nos lleva a utilizar dos únicos ingredientes:

1. Carnes y pescados bajos en grasa

La base de una dieta blanda para perros debe estar compuesta de proteína animal baja en grasas, como puede ser la pechuga de pollo, el pavo, el conejo o los pescados blancos como la merluza. De modo que, podemos escoger uno de estos alimentos y prepararlo hervido o al vapor, asegurándonos de que no contengan huesos, piel o espinas.

2. Carbohidratos (arroz o patata)

La carne o el pescado que hayamos elegido siempre deberá ir acompañada de una fuente de carbohidratos cocinada de la misma manera (hervida o al vapor). Las mejores opciones son la patata y el arroz por su alto contenido en almidón. Por supuesto podemos añadir zanahoria, calabaza o manzana, que aportan fibra soluble y son magia pura a la hora de tratar diarreas.

 

Ejemplo de menú:

Uno de los platos que más utilizo en casa cuando los peludines han de tomar dieta blanda es combinar estos ingredientes y preparar un caldo con ellos. La proporción es de ¼ carne o pescado y ¾ fuente de carbohidratos (patata o arroz). Complementando con zanahoria, calabaza o manzana.

 

 

Una vez esté todo cocinado (20-30 minutos de cocción), debería tener este aspecto. Dejaremos que repose hasta que esté templado y le podemos dar de 2 a 3 raciones al día en un bol que contenga tanto el caldo como los ingredientes.

 

En unos días, si no horas, nuestro peludín debería estar recuperado.

 

 

2. Consejos y complementos

  • Todas las recetas que preparemos serán sin sal ni otros condimentos
  • Empezaremos con raciones pequeñas y, si vemos que no vomita y las tolera, entonces iremos aumentando la ración poco a poco
  • Siempre debe tener agua limpia y fresca pues, una dieta blanda debe ir acompañada de una buena hidratación. Debemos comprobar que bebe de forma regular
  • Podemos incorporar probióticos que le ayuden a recuperar de la flora intestinal, una de las principales causas de las diarreas. Y para eso podemos optar por Yogur Natural sin lactosa o Kéfir

 

Aquí podéis ver a Django disfrutando de una cucharada de Kéfir casero ¡¡riquísimo y sanísimo!!

 

  • Debemos tener en cuenta que este tipo de dieta no es completa pues faltan muchos nutrientes que nuestro peludo necesita, de forma que solo será válida durante el período de tiempo que nos haya indicado nuestro veterinario
  • Al cabo de unas horas o días, según la mejoría de nuestro amigo, deberemos ir introduciendo su comida habitual en pequeñas cantidades, hasta que ya la dieta blanda quede totalmente retirada

 

 

3. Opciones comerciales que funcionan

Cómo se que muchos de vosotros no tenéis el tiempo suficiente, os da respeto cocinarle, no os sentís cómodos en la cocina o simplemente preferís o confiáis en marcas y productos específicos para problemas digestivos… os he hecho una selección de algunos artículos que utilizo habitualmente en casa y que se al 100% que son efectivos, saludables y la mejor alternativa a una dieta blanda preparada por nosotros. Aquí van:

 

  • Latas Hill’s Digestive Care i/d: son latas especialmente formuladas para aportar todos los nutrientes que necesita nuestro amigo en una receta de dieta blanda, rica en proteínas y carbohidratos. La tenemos disponible en varias recetas y todas ellas reducen los problemas digestivos, favorecen el tránsito intestinal y mejoran la calidad de las heces.

Podéis comprarlas en el veterinario y también en tiendas especializadas, a mí me gusta tener siempre alguna en casa por si acaso, así que las suelo comprar en Tiendanimal y salen a 3,20€ la unidad de 360gr

 

 

  • Latas Royal Canin Gastrointestinal: estas latas tienen un bajo contenido en grasas y es rica en ácidos grasos EPA-DHA  que ayudan a mantener la integridad del tracto digestivo. Su elevado nivel de energía permite reducir el volumen de la ración, disminuyendo así la carga digestiva

 

Al igual que las Hills, estas de Royal las podéis comprar tanto en veterinario como en tiendas especializadas, las encontraréis también en Tiendanimal por solo 3,19€ la unidad de 400gr

 

 

  • Probióticos Fortiflora:  contiene bacterias lácticas Enterococcus faecium, unas bacterias vivas que llegan al tracto gastrointestinal para mejorar la función intestinal, fortalecer el sistema inmunitario (sobre todo en cachorros) y resolver los síntomas de la diarrea.

Estos probióticos nunca faltan en casa, son una auténtica maravilla, los espolvorearemos sobre la comida y listo. Con un sobre al día es suficiente. Yo los compro también en Tiendanimal y el paquete de 30 sobres sale a 28€

 

Solo me queda recordaros que como nutricionista veterinaria, siempre recomiendo una dieta rica en productos frescos que aporten nutrientes de primera calidad, ya sean en formato pienso, húmedo, deshidratado, barf… lo importante es que la base de esta dieta sea saludable, completa y nutritiva.

 

Podemos utilizar recetas caseras con ingredientes frescos para elaborar una dieta blanda, del mismo modo que utilizar alternativas con productos de primerísima calidad elaborados por marcas reconocidas.

 

La elección dependerá de vuestro estilo de vida, de como os desenvolvéis en la cocina o de la confianza en ir a algo más práctico, cualquiera de las dos opciones es totalmente válida y correcta 😉

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies y Política de Privacidad

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies y Política de Privacidad, pinche en los enlaces para mayor información. _plugin cookies_ _Política de Privacidad_

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: