Perros,  Salud

La importancia de la desparasitación

En la entrada de hoy me gustaría hablar de la importancia de la desparasitación en nuestros perros pues, aunque parezca un tema sencillo, el no prestarle la atención que merece puede derivar en un grave problema de salud tanto en nuestro amigo de cuatro patas como en el entorno familiar.

 

Seguro que muchos de vosotros ya conocéis los métodos de protección y prevención para los parásitos cómo collares, pipetas, sprays, comprimidos… sin embargo todavía hay muchos perrines que viven desprotegidos y son un blanco fácil para todos esos “bichos” que pueden atacarles tanto internamente como externamente.

 

Hulk y Django siempre llevan puestos sus Serestos para estar bien protegidos

 

Así pues, si os parece, me gustaría hacer un breve resumen de los parásitos más comunes que pueden atacar a nuestros amigos y los métodos más seguros y eficaces a la hora de estar protegidos.

 

1. Tipos de parásitos que pueden atacar a nuestro perro

Los parásitos más comunes que pueden atacar a nuestro perro se dividen en dos grupos, los externos y los internos. No debemos olvidar que el echo de que no los veamos no significa que no estén ahí…

 

1.1 Parásitos Externos más comunes: estoy segura de que tod@s habréis oído hablar de las pulgas, las garrapatas o la sarna, estos son los “bichos” más propensos a querer habitar en nuestros amigos. Estos tres ácaros se instalan en la piel de nuestro perro y se alimentan de él.

 

El principal problema de estos bichos es que son transmisores de enfermedades que incluso pueden poner en peligro su vida y la salud del entorno familiar. Por supuesto nosotros los humanos no estamos exentos de su picadura.

 

Es muy importante revisar la piel y el pelaje de nuestro perro al menos una o dos veces por semana y utilizar métodos preventivos que luego os detallaré.

 

1.2 Parásitos Internos más comunes: los más habituales son los gusanos, tanto del aparato digestivo como de zonas tan inverosímiles como el corazón (gusano de la filariosis), por supuesto es una de las infecciones por parásitos más críticas que existen.

 

Por suerte, en la mayoría de ocasiones nos encontraremos con gusanos redondos o gusanos látigo, que habitan en los intestinos y en ocasiones aparecen larvas o incluso los propios gusanos en las heces. Por lo tanto son más fáciles de detectar y de eliminar.

 

Al ser parásitos internos no hay posibilidad de realizar exploraciones visuales, sin embargo una revisión de las heces cada cierto tiempo o si notamos falta de apetito, ruido intestinal o fatiga podrían ser indicativos de una infección por parásitos internos.

 

 

2. Métodos de prevención antiparasitaria

Al igual que existen parásitos externos y parásitos internos, los métodos tanto para prevenirlos como para eliminarlos también pueden ser externos e internos. Debemos elegir el desparasitante para perros que más se adecue a las características de nuestro peludo y de las circunstancias en las que se encuentre.

 

2.1. Desparasitantes externos

Cómo método externo encontramos los más comunes como collares, pipetas, sprays, lociones, champús… En su mayoría son barreras protectoras que evitan que estos parásitos externos entren en contacto con nuestro perrete.

 

 

Dependiendo de las características del antiparasitario, los hay que son capaces de “intoxicar” al parásito una vez succiona la sangre y por lo tanto mueren.

 

2.2 Desparasitantes internos

Las cápsulas, pastillas o píldoras son los desparasitantes internos por excelencia y al igual que en los anteriores los hay para la prevención y para la eliminación de parásitos.

 

El verano pasado Django estuvo tomando antiparasitarios internos tras detectarle gusanos en las heces y muchos ruidos en la barriga

 

A la hora de administrar el desparasitante en modo prevención deberemos seguir siempre las instrucciones del fabricante y en caso de dudas consultarlo con nuestro veterinario de confianza.

 

Cuando estemos siguiendo un tratamiento de eliminación será porque nuestro veterinario nos lo ha indicado tras encontrar evidencias físicas de una infección interna por parásitos.

 

 

3. ¿Cómo desparasitar a un perro?

Cómo ya he adelantado un poco en el apartado anterior, el como desparasitar un perro dependerá del método que hayamos elegido y de la fase en la que se encuentre, en la de prevención o en la de eliminación.

 

Por lo general, si somos constantes y nuestro perrete siempre lleva collar antiparasitario o pipetas que vamos renovando, la prevención y desparasitación externa está un 99,9% bajo control. Estos métodos son muy eficaces y rara vez debemos actuar.

 

En el caso de que tengamos dudas a la hora de eliminar una pulga o una garrapata lo mejor es acudir al veterinario pues, sobre todo en el caso de las garrapatas, si no lo hacemos bien podemos provocar una infección grave

 

En la desparasitación interna sucede lo mismo, la prevención sigue siendo nuestro mayor aliado. Para ello la frecuencia en las tomas se debe ser constante y dependerá de la fase en la que nos encontremos. En la fase de prevención hay marcas que deben administrarse una cápsula cada mes, otras marcas cada 3 meses, cada 4… todo dependerá del fabricante.

 

Hay antiparasitarios internos que funcionan como métodos de prevención interna y externa, sin embargo no podemos decir lo mismo de los métodos externos, estos únicamente son válidos para los parásitos externos

 

Recordemos que:

  • los parásitos internos rara vez los vemos y que por lo tanto la prevención se hace indispensable
  • debemos ser constantes a la hora de las tomas mensuales, trimestrales o semestrales
  • en la medida de lo posible, evitar que nuestro amigo entre en contacto con heces, basura de la calle, aceras o parques sucios o con un mantenimiento dudoso y otras áreas en las que la limpieza “brilla por su ausencia”, pues estos son lugares ideales para la proliferación de parásitos

 

 

Espero que este breve resumen sobre los parásitos, su prevención, eliminación y tratamientos os sea de ayuda de cara a tener a vuestros amigos peludos y a vuestro entorno familiar lo más seguros posible y que en caso de dudas acudáis a un veterinario para que os aconseje sobre cual es el mejor método a seguir dependiendo del momento en el que os encontréis.

 

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies y Política de Privacidad

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies y Política de Privacidad, pinche en los enlaces para mayor información. _plugin cookies_ _Política de Privacidad_

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: