Perros,  Salud

La procesionaria nuestro archienemigo primaveral

Un año más llega la primavera, el buen tiempo, los paseos por el campo y como no podía ser de otra manera La procesionaria nuestro archienemigo primaveral. Y es que si hay algo que todos los perrines deberían temer en esta época del año es a esta oruga peluda, urticante, tóxica e incluso mortal para nuestros peludos.

 

 

En esta entrada me gustaría hacer un breve resumen para saber a qué nos enfrentamos, como podemos evitar el contacto, cómo asistir a nuestro perrín en caso de contacto o ingesta y por supuesto, la prevención. Vamos entonces por partes.

 

 

1. ¿Qué o quién es la procesionaria?

La Thaumetopoea Pityocampa es una mariposa nocturna que aunque solo sobrevive durante 24 horas, lleva a cabo una puesta de larvas que nacerán en forma de orugas entre 30 y 40 días después. Es justamente en esta fase de oruga cuando es más conocida como la “procesionaria del pino”.

 

 

Recibe este nombre, por un lado, por las formaciones a modo de procesión que realiza en sus desplazamientos. Y, por otro lado, porque las larvas de la oruga se alojan en los pinos y otras coníferas como cedros o abetos

 

Por lo general, las especies de pinos más afectadas por la procesionaria son: el Pinus Nigra (pino laricio), el Pinus Canariensis (pino canario), el Pinus Sylvestris (pino silvestre); el Pinus Pinaster (pino pinaster); el Pinus Halepensis (pino carrasco), y el Pinus Pinea (pino piñonero).

 

Es aquí donde instalan sus bolsones, que utilizarán para desarrollarse y alimentarse de las agujas y hojas de los árboles para crecer

 

Una oruga completamente desarrollada puede llegar a tener medio millón de pelos urticantes que contienen una toxina que puede afectar tanto por contacto directo como por vía aérea.

 

 

2. ¿Porqué es tan peligrosa para nuestros peludos?

Cada año, entre los meses de enero y abril, según el lugar y la temperatura, las orugas de la procesionaria empiezan a emerger y a formar dichos bolsones. Es en este momento del año cuando presentan un mayor peligro para nuestros amigos, pues descienden de sus bolsas y transitan por los caminos con su estilo propio, la procesión, esto las hace ser muy llamativas visualmente.

 

Sus procesiones son tan atractivas que ejercen un efecto llamada para nuestros peludos que, al verlas, captan su atención y quieren tocarlas y entender qué son. Pero, sobre todo, porque en ocasiones pueden morderlas o incluso tragárselas, e ingerir el tóxico que llevan en su interior.

 

Dicha toxina, llamada Taumatopenia, se oculta en el interior de los pelos de la oruga y se transmite tanto por contacto directo como por vía aérea. El mero contacto con ella, produce urticaria y reacciones alérgicas en humanos y animales

 

Si nuestro peludo llegara a ingerir una oruga las reacciones pueden ser bastante más graves, llegando en algunos casos incluso a la muerte

 

Por todo esto es tan importante la prevención de cualquier situación de riesgo, evitar zonas con infestación y en caso de accidente saber cómo reaccionar.

 

 

 

3. ¿Cómo sabremos que nuestro perrín ha estado en contacto con la procesionaria?

A los pocos segundos del contacto los efectos serán claramente visibles, además de cambios en su comportamiento que nos serán muy evidentes.

 

En el momento en el que los pelillos de la oruga entran en contacto con los ojos o con las mucosas (nariz y boca), nuestro pequeño empezará a sentir picores, urticarias y sensación de quemazón. Será fácilmente detectable en su comportamiento porque le notaremos nervioso, empezará a babear y a rascarse la zona afectada con las patas. Seguido de dificultad para respirar, indigestión, aumento de la temperatura corporal y fiebre.

 

En algunos casos más graves, en los que haya podido ingerir alguno de los pelos, podremos detectar también inflamación, piel dañada, vómitos, manchas rojizas o moradas en la lengua, y ampollas, pudiendo llegar incluso a aparecer necrosis en la lengua y en la garganta, incluso convulsiones. Estos síntomas no se producen de forma tan inmediata como los anteriores, pero es importantísimo reaccionar rápidamente en caso de ingesta para evitar consecuencias nefastas.

 

Lo principal es averiguar qué tipo de contacto ha habido ya que, aunque es difícil que llegue a tragarse una oruga, debido a la irritación que provocan sus pelos y que por lo general, una vez chupada o mordida, la suelte y no se la trague; en caso de que llegue tragarla, debemos reaccionar de forma muy rápida.

 

 

4. ¿Que debo hacer si mi perrete ha entrado en contacto con la procesionaria?

El primer paso es lavar la zona afectada para diluir el tóxico, evitando se trague los pelos y siempre de forma que éstos sean expulsados hacia el exterior. Lo ideal es realizar este lavado con suero fisiológico (una recomendación es llevarlo con sus cosas, siempre a mano por si acaso) pero, en caso de que esto no sea posible, podremos lavarle con agua caliente.

 

Es muy importante que en ningún caso frotemos, ya que podríamos romper los pelos urticantes y liberar la toxina, que es justo lo que queremos evitar

 

Una vez lavada la zona, debemos llevarle lo antes posible al veterinario, por si necesita un tratamiento de urgencia. En caso de que estemos en una una zona de riesgo y alejada de clínicas veterinarias, puede ser recomendable llevar con nosotros, un kit de emergencia para detener una posible reacción.

 

 

5. Kit de emergencia para primeros auxilios

Solo para los expertos, repito, solo para expertos y/o acostumbrados a inyectar medicamentos a sus perretes podrán optar por llevar consigo un Kit de emergencia, para aquellos casos en los que nos podamos encontrar a muchos kilómetros de distancia de un veterinario.

 

 

El kit consite en:

  • Urbason inyectable, corticoide, componente activo metil-prednisolona. La presentación es en ampollas inyectables de 20,40 y 250 mgrs. Hay que reconstituir el liofilizado con la ampolla de suero, se mezcla, se homogeneiza y se puede inyectar de forma intramuscular. La dosis es de hasta unos 10 mg/kg, por lo que para un perro de 25 kilos se debería inyectar una ampolla de 250 mg.
  • Una jeringuilla de 250 mgrs
  • Una aguja esterilizada
  • Una botella o termo con agua caliente para limpiar la zona afectada, sin frotar, tan solo dejar que caiga el agua para eliminar los pelos urticantes y anular la toxina.

 

Una vez hayamos administrado la dosis conveniente a nuestro peludo nos dirigiremos al veterinario más cercano para que continúe con el diagnóstico y el tratamiento adecuado

 

 

6. Como eliminar la Procesionaria de forma no invasiva

En el caso de que viváis en una zona afectada por la procesionaria porque tengáis un jardín con pinos o abetos hay métodos tanto para la prevención como la eliminación de este bichejo tan “chungo”.

 

 

Si los nidos se encuentran en espacios abiertos cercanos, como bosques, parques y otras zonas verdes, esto no dependerá de nosotros y deberemos alertar a las autoridades competentes.

 

Métodos:

  1. Aprovechando el momento en el que éstas bajan del árbol colocar plástico duro pegado al perímetro del tronco en forma de embudo y llenarlo de agua, para que las orugas al intentar enterrarse, se ahoguen.
  2. Las trampas de feromonas, con las que podemos capturar a los machos de procesionaria usando como cebo feromonas sintetizadas de las hembras. De esta forma, atraparemos a los machos e impediremos la fecundación.
  3. Tratamientos mediante insecticidas ecológicos. Estos solo podrán ser utilizados al inicio del otoño, dado que es la única fase del insecto que se ve afectada por dichos insecticidas.
  4. Potenciar la existencia y acercamiento a la zona de aves insectívoras, mediante la instalación de cajas nidos y comederos, que ejercen de reclamo y refugio.

 

La elección de un método de eliminación de la procesionaria u otro dependerá de varios factores como: el nivel de infestación, la fase biológica de la procesionaria, las condiciones ambientales y la evaluación del posible impacto sobre seres humanos, animales y  medioambiente, que intentaremos mantener al mínimo.

 

Espero que estos consejos os sirvan de ayuda y por supuesto que nunca os crucéis con esta oruga peluda que tantos problemas puede causarnos.

 

 

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies y Política de Privacidad

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies y Política de Privacidad, pinche en los enlaces para mayor información. _plugin cookies_ _Política de Privacidad_

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: