Alimentacion,  Perros,  Salud

Mi perro tiene sobrepeso

El primer paso que debemos dar si creemos que nuestro perro tiene sobrepeso es llevarlo al veterinario. ¿Por qué? Porque aunque la falta de actividad o una alimentación incorrecta suelen ser las causas más comunes del sobrepeso en perretes, no son las únicas.

 

Se determina que un perro tiene sobrepeso cuando su peso corporal supera en más del 10% su “peso corporal ideal” y pasamos a llamarlo obesidad canina cuando lo sobrepasa en un 20% o más

 

Hoy en día, el sobrepeso y la obesidad son dos de las principales enfermedades que afectan a nuestros compañeros peludos. Y no se deben menospreciar pues, a la larga, son capaces de causar dolencias como la artritis, enfermedades cardiovasculares o disminución de la capacidad pulmonar entre otras muchas patologías.

 

Está demostrado que la obesidad deteriora su calidad de vida y reduce su esperanza de vida

 

Así pues, he querido hacer este post no tanto desde el punto nutricional si no como una guía práctica para detectar si nuestro peludo tiene problemas de peso y algunos consejos útiles para corregirlo o incluso llegar a evitarlo.

 

 

1. ¿Cómo saber que tiene sobrepeso?

Para determinar que nuestro perro tiene sobrepeso podemos ayudarnos de algunas pautas bastante sencillas como las que se muestran en la siguiente imagen.

 

 

Detalles como el no poder apreciar fácilmente las costillas al pasar la mano suavemente, el que no tenga la cintura ligeramente marcada o que tenga “barriguita” son signos evidentes de que nuestro peludo tiene sobrepeso.

 

A veces no son cambios fácilmente apreciables, eso significa que estamos al comienzo y por tanto nos será mucho más fácil ayudarle a perder esos kilitos de más simplemente adaptando la cantidad y la calidad de su dieta a las necesidades reales de su estilo de vida (sedentarismo, actividades más tranquilas, verano, edad…)

 

 

2. ¿Qué provoca el sobrepeso?

Lo primero que nos viene a la mente cuando se habla de sobrepeso u obesidad es la dieta, y en parte vamos bien encaminados, pues es una de las principales causas, sin embargo, hay más y también deberíamos tenerlas en cuenta:

 

  • Sexo y raza o mestizaje: por lo general, las hembras son más propensas a padecer sobrepeso, al igual que hay razas más predispuestas que otras como el labrador, cocker spaniel, teckel, basset hound, cairn terrier…
  • Castración: la castración y esterilización, es otro motivo por el que pueden llegar a engordar. Esto es porque al desacelerar su metabolismo el consumo de calorías disminuye y por tanto se acumulan. Si apreciamos un aumento de peso después de castrar o esterilizar a nuestro peludo debemos ajustar la dieta a esta situación
  • Edad avanzada, perros senior: a medida que nuestro perrete crece y se hace mayor, su nivel de actividad va descendiendo pues tienen menos energía para hacer ejercicio, son menos activos y a consecuencia de esto aumenta su peso
  • Falta de ejercicio: un poco al hilo de lo anterior (perritos mayores) o incluso en perros más jóvenes a los que no se les dedica todo el tiempo que necesitan para salir, correr y jugar… ya sea porque tenemos poco tiempo libre, porque las circunstancias no nos lo permiten… pero es evidente que si no sale lo suficiente y hace el ejercicio necesario engordará
  • Comida de mala calidad: los piensos de gama baja, la comida humana procesada, los snacks químicos de baja calidad… son la combinación perfecta para que la grasa se acumule día tras día
  • La sobrealimentación: más allá de la mala alimentación, aunque coma recetas de calidad, si come más de lo que necesita, podrá aparecer el temido sobrepeso.

 

 

3. ¿Cómo podemos evitar o corregir el sobrepeso?

Siguiendo algunas pautas de ejercicio y recomendaciones alimenticias, veréis que no es difícil y que además vuestro perrete estará mucho más enérgico, sano, feliz y lleno de vitalidad. Algo que, sin lugar a dudas, es una mejora en su calidad de vida, longevidad y mantenimiento del peso.

 

3.1 No creamos en el milagro de los piensos Light

Algunas marcas comerciales de pienso, veterinarios o incluso nutricionistas caninos aconsejan utilizar piensos light para perrinos con tendencia a engordar o en casos de adelgazamiento.

 

 

Personalmente no soy muy partidaria de la mayor parte de los piensos light que hay en el mercado, ya que estos suelen tener un escaso valor nutricional y lo único que hacen es llenarle la barriga para que esté saciado pero poco alimentado.

 

    • Demasiados hidratos de carbono (maíz, trigo, soja, avena, cebada, patata…). Que son altos en calorías y terminan transformándose en grasas
    • Demasiada fibra de baja calidad, que bloquea la absorción de nutrientes saludables en el intestino delgado.

 

Muchas dietas “light” basan sus efectos adelgazantes en falta de nutrición, no en ser bajas en calorías

 

    • Aceites y grasas vegetales para dar palatabilidad al pienso

 

Por ejemplo este pienso de Eukanuba, si miramos su composición podemos observar que el % de grasas está muy bien, tan solo un 10%, algo que nos haría valorarlo como un muy buen pienso de dieta pero ¿que pasa si miramos la lista de ingredientes?

Ingredientes: pollo (15%), trigo, arroz (12%), proteínas deshidratadas de aves, maíz, harina de gluten de maíz, harina de trigo, proteínas animales hidrolizadas, proteínas deshidratadas de cerdo, pulpa de remolacha, salvado de maíz,…

 

Sin entrar mucho en detalles, vemos que de carne, carne (y no es fresca) tan solo es un 15%, a partir de ahí cereales, harinas, y deshidratados. El perfecto pienso llena barrigas y con escaso aporte nutricional.

 

Una buena receta, ya sea en forma de pienso seco, semi-húmedo, menús caseros, BARF, comida deshidratada… elijamos la opción que elijamos pero en la medida de sus “nuevas” necesidades, siempre será muchíiisimo mejor que un pienso light con una escasa calidad nutricional.

 

Para ello consultemos en nuestro veterinario de confianza o un nutricionista canino para que nos aconseje cual sería la mejor opción para nuestro amigo peludo

 

3.2 Aumentar su actividad diaria

Una vez tenemos resulta la incógnita de su nueva dieta (lo se… no es fácil), debemos complementarla con un aumento de ejercicio o actividad, no es necesario que salga a correr 20km al día, a veces pequeños cambios son suficientes para notar grandes resultados.

 

Sobra decir que estos cambios deben ser progresivos, especialmente los primeros días

 

Esta es la rutina que os propongo:

    • Comenzaremos con paseos cortos, sobre todo los primeros días, con ritmo lento y unos pocos minutos
    • A medida que veamos que va mejorando su ánimo, las ganas de seguir y por supuesto percibimos bajada de peso, aumentaremos tanto la distancia como la intensidad del ritmo. Más actividad, de mayor intensidad y durante más tiempo
    • Una vez terminado el paseo, es recomendable jugar un rato con algo que le guste mucho como pelota, palos, hacer la croqueta juntos 😉 El juego no solo le servirá como actividad si no que, nos ayudará a reforzar todavía más el vínculo y que día tras día tenga muchísimas más ganas de salir juntos al paseo

 

Cómo veis, el sobrepeso y la obesidad es un problema muy común que no debemos menospreciar aunque, con solo modificar ligeramente nuestras rutinas, podremos combatir fácilmente.

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies y Política de Privacidad

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies y Política de Privacidad, pinche en los enlaces para mayor información. _plugin cookies_ _Política de Privacidad_

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: