Alimentacion,  Gatos

Alimentación para gatos con alergias o intolerancias

En el mercado actual existen infinidad de dietas específicas para el control y la ayuda de las alergias en nuestros perros. Sea cual fuere el ingrediente al que nuestro peludo es sensible, casi seguro que encontraremos una receta a la que se adapte, ante la gran variedad disponible.

Sin embargo, cuando es nuestro gato el que presenta un problema de alergia o intolerancia, nos es más difícil encontrar una dieta perfecta para él.

Generalmente, esto sucede debido a la falta de demanda pues, aunque los gatos también sufren problemas de intolerancias y alergias, muchas veces estos no se llegan a diagnosticar porque las visitas al veterinario no son tan habituales.

Lo que acaba provocando, por lo general, que muchos gatetes sufran un trastorno digestivo (vómitos y diarreas) que se acaba asumiendo como algo crónico o, convirtiéndose en picores y rascados excesivos sin que se ponga ninguna solución.

Como comentaba, no es extraño que nuestro gato esté reaccionando a un ingrediente de su comida habitual.

1. Diferencia entre intolerancia y alergia

Antes de continuar, me gustaría comentar cual es la diferencia entre intolerancia y alergia pues hay veces que los síntomas pueden llegar a confundirnos:

  • Las intolerancias se caracterizan por afectar única y exclusivamente al aparato digestivo, es decir, nuestro peludo no es capaz de digerir ese alimento y por tanto esto provoca síntomas digestivos como diarrea o vómitos.
  • Las alergias están relacionadas con el sistema inmune, el cual hace creer a su cuerpo que ese alimento es dañino y por tanto reacciona de manera exagerada. Provocando entonces una reacción sistémica que pueden verse en síntomas digestivos, problemas de piel, otitis o incluso conjuntivitis.

De hecho, en los gatos es habitual que aparezcan reacciones alérgicas de piel sin ningún tipo de afectación digestiva, algo que en los perros no es tan común.

Inicialmente aparecerá el picor en la piel que, provocará el rascado que, a su vez dará lugar al enrojecimiento que, si no se controla, acabará convirtiéndose en lesiones y heridas.

Dependiendo de la intensidad del picor y el rascado estas heridas serán de mayor o menor gravedad y por lo general estarán el en cuello y cara.

2. ¿Qué debemos hacer frente a una alergia o intolerancia?

Si sospechamos que nuestro gatete puede estar sufriendo una intolerancia o alergia alimentaria, lo primero que debemos hacer es consultarlo con nuestro veterinario de confianza para que haga un diagnóstico.

Lo normal es que nuestro veterinario necesite tiempo, pruebas y descarte de alimentos para poder darnos un diagnóstico 100% eficaz.

Es por este motivo que, generalmente para empezar, nos recomiende una dieta de eliminación o hipoalergénica que se basa en dos puntos fundamentales:

  • Eliminar aquellos ingredientes más alergénicos, es decir, que con más frecuencia causan reacciones alérgicas, como pueden ser algunas proteínas (pollo, soja, huevo…), cereales (maíz, trigo…) o lácteos.
  • Utilizar ingredientes que estén tratados de manera que mejore su digestibilidad, como por ejemplo la proteína, que suele ser uno de los más problemáticos, tendremos en cuenta que sea hidrolizada.

La hidrósisis lo que hace es dividir la proteína en fragmentos de menor peso molecular, y evitando así que el sistema inmune de nuestro peludo la reconozca como dañina. De este modo puede digerirla, absorberla y aprovecharla sin provocarle una reacción alérgica.

3. Mi recomendación para gatos con intolerancias o alergias

Llegó el momento de daros una opción para todos aquellos que os encontréis en esta situación, en la que vuestro o vuestros gatetes tengan alguna alergia, intolerancia o sean sensibles a algún alimento.

El pienso Lenda Sensitive & Sterilized, está diseñado especialmente para gatos con este tipo de necesidades. Además es nuevo, por lo que incluye lo más novedoso en cuanto a las recomendaciones veterinarias y nutricionales.

Recordemos que los gatos, a diferencia de los perros, son exclusivamente carnívoros, por ese motivo esta receta contiene un 37% de proteína de pescado blanco totalmente hidrolizada.

No lleva cereales de ningún tipo, los carbohidratos los consigue gracias a otros ingredientes de fácil digestión como la fécula de patata, los guisantes, las lentejas o el boniato.

También incluye krill, que es una fuente fantástica de ácidos grasos Omega 3 DHA, que no solo beneficia al sistema inmunológico, sino que también posee propiedades antiinflamatorias.

Incluye hasta cuatro cepas probióticas, el FAEC Inmune y el FAEC Completa emblemas y exclusivos de la casa Lenda y de los que hablamos hace unas pocas semanas.

Qué más puede hacer este pienso por nuestro gato:

  1. La proteína hidrolizada y los ingredientes altamente digeribles lo convierten en una opción fantástica para gatetes con problemas gastrointestinales
  2. Al ser bajo en grasas, es ideal para aquellos que sean propensos al sobrepeso, algo muy habitual en gatos domésticos.
  3. Al incluir condroprotectores y antiinflamatorios naturales cuida y previene el deterioro articular, algo también muy común en gatos con sobrepeso.

Si habéis llegado a este post en busca de respuestas porque vuestro gato es intolerante o alérgico a algún alimento, espero haberos ayudado y, por supuesto, si necesitáis saber más no dudéis en comentar o lanzarme la consulta a través del email del blog o redes.

Un comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies y Política de Privacidad

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies y Política de Privacidad, pinche en los enlaces para mayor información. _plugin cookies_ _Política de Privacidad_

ACEPTAR
Aviso de cookies
No Cookie Banner