Perros

Camas antimordiscos para perros

Si sois de los que en lugar de un perro tiene una piraña en casa, de los que creían que su peludo sería un tierno y adorable osito pero se ha convertido en un dientes de sable, de los que se pasan los días recogiendo espuma de relleno, de los que acaban desesperados comprando una cama tras otra hasta que llega el día en el que se resigna a dejarle simplemente una mantita en el suelo… entonces este post os interesará y mucho.

 

Empiezo por deciros que NO, no existe la cama irrompible o antimordiscos, de ser así estaríamos hablando de una cama hecha de «Vibranium» y, por lo que sé, Marvel todavía no ha patentado este producto.

 

Así pues, dado que las camas irrompibles no existen, por más que se empeñen los fabricantes en decirnos lo contrario, os voy a plantear algunas soluciones, camas muuuuuuuuy resistentes y por supuesto, consejos para enseñar a nuestro perro-piraña a que deje de destrozar la cama. Vamos a ello!

 

 

1.  Porque nuestro perro muerde su cama

Nuestro amigo debería ver su cama como un lugar de descanso, de tranquilidad y comodidad e incluso de protección. Por supuesto también la usan para jugar con sus juguetes, para revolcarse dentro y, como es el caso que hoy nos ocupa ¡morderla! ¡Destruirla! ¡Hacerla explotar en mil pedazos!

 

Esto supone un problema, pues son capaces de destrozarla en cuestión de minutos, incluso de comerse la espuma de relleno, algo que podría provocarles un grabe problema de salud.

 

 

Hemos de saber que la mayoría de perros adultos que muerden su cama y otros objetos es por ansiedad. En el caso de los cachorros seguramente sea porque le están saliendo los dientes o porque les duelen.

 

Por supuesto, hay otros peludos que muerden las cosas simplemente porque disfrutan haciéndolo 😒

 

 

2. ¿Cómo podemos evitar que muerda la cama?

Django de pequeño destruía su cama, la mordía y reventaba hasta que no dejaba ni un trocito y esto fue lo que hice para que dejara de romper una cama tras otra:

 

1. Supervisión: Lo principal es no dejar que utilice su cama sin que estemos nosotros presentes. Es la única manera de corregirle si empieza a morderla.  Pero no os asustéis, no tenéis que estar 24 horas mirando fijamente la cama… solo estar atentos y ponérsela únicamente cuando sepáis que no vais a salir de casa en un buen rato.

 

Esta supervisión solo durará unos días o unas pocas semanas, todo dependerá de lo cabezota que sea nuestro amigo. ¿Dónde dormirá mientras tanto? Podemos ponerle una sábana o una manta cuando no esté bajo supervisión.

 

2. Adiestramiento: Debemos estar atentos por si empieza a morderla y, en cuanto lo haga, decirle “no” de manera firme y quitarle la cama. Es importante que le dediquemos una hora al día como mínimo.

 

3. Repetición: Cuando hayan pasado unos 10 minutos aproximadamente y esté distraído con otra cosa, volveremos a colocar la cama y repetir el proceso.  Si la vuelve a morder, decimos “no” y se la quitamos. Si, por el contrario, se tumba en ella sin morderla, entonces le felicitaremos y daremos un premio (chuche).

 

Repetiremos este ejercicio al menos unas 3 veces al día hasta que consigamos que desaparezca la conducta. Ya veréis como poco a poco aprenderá que la cama no es para morder, sino un sitio para estar relajado y dormir.

 

Si ya han pasado meses desde que empezó el entrenamiento y aún así sigue destrozando su cama, es posible que estemos frente a problema de ansiedad, nervios o estrés. Para estos casos, yo os recomendaría que contactaseis con un etólogo canino que os ayude a encontrar cual es el motivo de esa ansiedad y ayudarle a superarla.

 

El problema real en todo esto no es que muerda la cama, esa conducta tan solo es su modo de canalizar la ansiedad que sufre. Hemos de ayudarle a superar su ansiedad para resolver la mordida. Hasta que llegue este momento lo recomendable es:

  • comprar una cama sin bordes, nada que sobresalga para que no le de por morderla. Además, este tipo de camas es más difícil romperla solo con los dientes
  • si araña mucho la cama, sería interesante cortarle las uñas con mayor frecuencia
  • continuar con el entrenamiento

 

 

3. Camas que son muy resistentes

He hecho una selección de las que, en mi opinión, son las camas más resistentes y prácticas para perros con tendencia a morderlas. Sin costuras, de materiales resistentes y a un precio relativamente económico por si hemos de reemplazarla:

 

3.1 Colchones

Este colchón de Bedsure tiene la ventaja de que no tiene costuras visibles, está hecho de una tela muuuuy resistente, tanto es así que no coge pelos y repele el agua o los líquidos que puedan caerle, disponible en Amazon a partir de 25€

 

También de Bedsure encontramos este colchón viscoelástico que, además de incluir todas las ventajas del anterior (resistente, antipelos, impermeable, sin costuras) es una cama ortopédica perfecta para perrines con lesiones, delicados de espalda o mayores. disponible en Amazon a partir de 28€

 

3.2 Cunas

A muchos perros les gusta acurrucarse y un colchón no es siempre su mejor opción, por eso también os he mirado camas estilo cuna para que puedan hacerse «rosquillita» sin renunciar a la resistencia.

 

Esta de Feandrea cumple todos los requisitos, resistente, sin costuras visibles y lo más importante en este tipo de camas ¡sin cojín!, es decir, es toda de una pieza.

 

En muchas ocasiones la base es un cojín independiente que, de forma «espontánea», acaba volando y reventando sin motivo aparente… seguro que sabéis de lo que estoy hablando… disponible en Amazon a partir de 32€

 

 

BedDog tiene disponible su versión de cuna resistente sin cojín, ultraresistente, impermeable y sin costuras visibles. Bonita, práctica y duradera ¿se puede pedir más? disponible en Amazon a partir de 39€

 

3.3 Elevadas y canastos

Una colchoneta elevada es una muy buena opción para perros destructores, ya que las patas son de acero y la lona es ultra resistente además de cómoda. Esta de PawHut es una cama increíble para verano pues transpira estupendamente. Disponible en Amazon a partir de 20€

 

 

 

Los canastos como este de Ferplast tienen la particularidad de que son de plástico duro, haciendo imposible ¡que exploten!. Podemos empezar practicando solo con el canasto y con el tiempo, cuando deje de morder, ponerle el colchón para que esté aún más cómodo. Ambos están disponibles en Amazon a partir de 20€

 

 

Ya para terminar os diré que aunque vuestro perro no la muerda o haya dejado de hacerlo no significa que algún día no lo haga. De modo que no desesperéis y disfrutad de las explosiones de camas porque sus caras cuando saben que les hemos pillado no tienen precio 🤣🤣🤣

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies y Política de Privacidad

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies y Política de Privacidad, pinche en los enlaces para mayor información. _plugin cookies_ _Política de Privacidad_

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: