Alimentacion,  Gatos

La correcta alimentación de un gato

La correcta alimentación de un gato radica en una dieta variada con una buena proporción de proteínas de origen animal, grasas, vegetales y frutas. Está claro que los gatos no se alimentan de leche ni comen “Piolines”, esos estereotipos de los dibujos animados no tienen nada que ver con la realidad 😉

 

Somos responsables de procurarles una dieta saludable y variada que les aporte todo lo necesario para que tengan una buena calidad de vida durante las distintas etapas

 

En estos últimos años, las distintas marcas de comida para gatos han ido mejorando sus recetas y composiciones para crear piensos especializados, libres de conservantes, ecológicos, elaborados con carnes frescas,… Pero no siempre es fácil elegir o saber cual es el más adecuado para nuestro gatete, por eso me gustaría abordar este tema desde las distintas etapas de la vida e indicando cual sería la dieta más recomendada según su edad.

 

Por supuesto, antes de hacer ningún cambio en la dieta de vuestro amigo, es recomendable que lo consultéis con vuestro veterinario de confianza y advertirle de cualquier tipo de reacción que pudiera ser señal de alergia o intolerancia.

 

 

1. ¿Qué come un gato adulto?

A grandes rasgos la alimentación para gatos domésticos se puede dividir en alimentación seca y húmeda. En ambos casos la proteína de origen animal siempre deberá ser el ingrediente principal.

 

Un gato adulto necesita un aporte de proteína animal (carne y/o pescado) lo más cercano posible al 40% y nunca por debajo del 27%

 

Reconozco que no es tarea fácil saber elegir una dieta para nuestro gatete, por eso siempre recomiendo comenzar por conocer sus necesidades específicas (edad, peso, intolerancias, castrado/a, estilo de vida…) e ir avanzando en otros aspectos como la palatabilidad, presupuesto,… Una vez sepamos “Cómo es nuestro amigo” podremos saber “Qué dieta necesita”.

 

Por si os sirve de ayuda, hay un artículo super interesante que han creado en la Web de CosmoMascota. En este post podemos ver un ránking de los mejores piensos junto con una breve descripción y los pros y contras. Un post muy completo que seguro os puede ayudar a elegir entre los mejores piensos para gatos del mercado a través de este artículo que han creado.

 

Como ya sabréis, es imprescindible leer con atención los ingredientes y tener en cuenta que, el orden de aparición de los mismos indica una mayor % y por tanto más cantidad. Básicamente, el primer ingrediente que veáis en el etiquetado será el que mayor presencia tenga en el pienso.

 

Para cumplir con estos y otros requisitos, en el artículo mencionado recomiendan muchas de las marcas que tanto me gustan y he nombrado en el Blog en distintas ocasiones como: Orijen, Applaws, Acana, Taste of the wild, True Instinct, Edgar Cooper,… entre otras.

 

Lo importante es  que todas ellas tienen los niveles óptimos de proteína y están libres de aromatizantes artificiales, conservantes y colorantes.

 

 

2. ¿Qué puede comer un gato?

Tal y como he comentado antes, las proteínas de origen animal, es decir, las carnes como pollo, conejo y ternera, deben suponer una prioridad en el porcentaje de su dieta. Pero también necesitan grasas, por lo que, entre esas carnes, también pueden incorporase el cordero o el pato, en menor proporción.

 

Ahora bien, ¿cómo llegamos al 100% de los nutrientes que necesitan diariamente? A través de productos como las vísceras y el pescado, que son fuente de vitaminas y minerales. Incluso, ocasionalmente, pueden comer un poco de embutido.

 

 

Con respecto a las frutas y verduras, también pueden incluirse en su dieta, aunque en una proporción bastante más reducida. Calabacín, remolacha, zanahoria y acelga son muy beneficiosas para su organismo, al igual que un poco de fruta es muy es recomendable, siempre que se trate de sandía, melón o pera, y eliminemos piel y semillas.

 

Hay algunas alternativas al pienso, como la dieta cruda (BARF o ACBA), las dietas caseras cocidas o semicocidas, e incluso quienes incorporan alimentos de consumo humano. Sin embargo este tipo de alimentación necesita de cierto conocimiento nutricional y dietético, por eso es muy importante consultar con un veterinario antes de intentar una dieta que no consista en pienso o alimento húmedo, ya que podemos poner en riesgo la salud de nuestro amigo.

 

 

3. ¿Qué debe comer un gato bebé?

Al igual que nosotros, vuestro gato es un mamífero y por ello, la lactancia en gatos es muy importante para su adecuado desarrollo. Aunque la composición de la leche materna va cambiando de acuerdo a las necesidades del cachorro, en general contiene agua, proteínas, lactosa y grasa.

 

Además es rica en hierro, vitamina A y ácido araquidónico que es un ácido graso fundamental para gatos

 

Muchas veces, los dueños “primerizos” nos preguntamos hasta cuándo se debe respetar la lactancia materna y cuándo es momento de incorporar alimentación complementaria. Lo ideal es que hasta las 3 o 4 semanas de vida, los bebés se alimenten exclusivamente de leche.

 

 

Es a partir de este momento en el que comienzan a aparecer los primeros dientes y pueden empezar a probar alimento sólido, siempre que sea variado, específico y de buena calidad. Es recomendable humedecer el pienso con agua tibia para facilitar su ingesta.

 

Si la lactancia materna no es posible, existen fórmulas de leche maternizada que podemos encontrar en tiendas de mascotas especializadas.

 

 

4. ¿Qué no puede comer un gato?

Aunque las marcas nos prometan un alimento balanceado y de calidad, hay veces que su composición incluye algunos ingredientes que no son saludables para nuestro gatete.

 

Ese es el caso de los cereales, es muy importante verificar que no contenga cereales, a no ser que sea un porcentaje mínimo, pues podría llegar a ser aceptable aunque no recomendable

 

Si los cereales aparecen como primer y principal ingrediente del pienso, se aconseja descartar ese alimento. Las marcas que os he citado antes, Orijen, Acana y Applaws, por ejemplo, no contienen cereales ni gluten.

 

El motivo por el debemos evitar que nuestro gato ingiera cereales es que su sistema digestivo no posee las enzimas necesarias para romper cadenas de hidratos de carbono complejo, lo cual genera un sobreesfuerzo para su páncreas y un exceso de insulina en su organismo: en el medio y largo plazo, las consecuencias pueden ser graves.

 

Otro alimento que tampoco “les sienta bien” son los lácteos. Excepto la leche materna en gatos pequeños, los lácteos pueden obstaculizar una correcta digestión.

 

Los gatos, al igual que nosotros, requieren de una alimentación adecuada y balanceada para garantizar los niveles saludables de su organismo durante las distintas etapas de su vida. Es nuestra responsabilidad el poder ofrecérsela y garantizarles una dieta rica, variada, saludable y que les permita ser ese gato feliz que nos dejará compartir su vida con ellos durante muuuchos, muchos años.

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies y Política de Privacidad

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies y Política de Privacidad, pinche en los enlaces para mayor información. _plugin cookies_ _Política de Privacidad_

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: