Ingredientes principales en la alimentación de nuestros perros

El mundo de la alimentación de nuestros peludos cada día nos sorprende con la introducción de nuevos ingredientes, recetas más elaboradas y métodos de fabricación cada vez más sostenibles, con un mayor respeto por el producto de origen.

 

Sin embargo hay ciertos básicos que podremos encontrar en la gran mayoría de los alimentos de nuestros perris que no son tan innovadores o siguen siendo los más comunes. Por eso, he pensado en hacer este post dedicado a los Ingredientes principales en la alimentación de nuestros perros, ya sea en piensos secos, semi-húmedos, en latas, tarrinas o snacks. Los que encontraremos en esta lista suelen ser los habituales de origen animal, de modo que, si están tan presentes en lo que compramos ¿porqué no conocerlos un poco mejor?

 

 

He procurado organizar la lista por el orden común de aparición en cualquier etiquetado que encontraríamos en un saco o bolsa de comida, por lo que es muy probable que los primeros os suenen bastante y a medida que avancemos os sorprenda que incluso existan, pero sí amigos… muy a nuestro pesar, los fabricantes introducen productos a la dieta de nuestros compañeros de vida sin velar por su salud. Sorprendeos conmigo y clamad al cielo con algunos de ellos, allá vamos:

 

1. Harinas de Carne (no ave)

Las harinas procedentes de subproductos de animales como la ternera, el cordero, conejo, cerdo… son la fuente principal de proteínas en la elaboración de piensos para perris. Por supuesto, dependiendo del tipo de animal del cual proceda esta harina, su contenido proteico variará.

 

Las harinas de carne se obtienen al someter las carnes o las partes del animal a un proceso de “quemado” que consiste en poner la materia animal a 133ºC de temperatura durante 20′ minutos y a 3 bares de presión

 

Estas harinas en origen son, y cito textualmente de la web de FEDNA (Fundación Española para el Desarrollo de la Nutrición Animal) “en mayor o menor medida, vísceras y digestivo, huesos, sangre, cabezas y tejidos magros y grasa. Las harinas de carne o huesos se obtienen por calentamiento, molturación y desecación de animales terrestres de sangre caliente y subproductos de matadero, salas de despiece y supermercados a los que se suele extraer parte de la grasa. Debe estar prácticamente exento de pelos, plumas, cerdas, cuernos, cascos y contenidos digestivos”

 

Ejemplo de una marca de producción de Harina de Carne, en la que nos indica: “La harina de carne y huesos proviene principalmente de subproductos de cerdos, vacas y ovejas en mataderos, cuyos componentes principales son el hueso residual, la piel, la grasa, los despojos y la carne después de la eliminación de la parte comestible.
Usando equipo avanzado, procesamiento científico, esterilización a alta temperatura, para hacer que el orgánico se absorba más fácilmente por descomposición de cadena larga a cadena corta, lo que mejora considerablemente la palatabilidad de los animales y la tasa de absorción”

 

Pero no todo es malo en las harinas de carne y/o huesos, pues son una fuente de proteína y aminoácidos esenciales, aunque con un bajo contenido en triptófano. La síntesis de la serotonina en el cerebro depende de la disponibilidad del aminoácido triptófano, que es el precursor de la serotonina. Las harinas de carne presentan también un contenido elevado en calcio, fósforo, selenio, hierro y vitaminas.

 

 

2. Harinas de Ave

Este producto proviene de restos de aves como podrían ser el pollo, pavo, codorniz…, se comercializa de forma separada del resto de especies debido a los distintos canales de sacrificio y comercialización. El perfil en ácidos grasos depende de la alimentación que hayan recibido dichas aves.

 

 

Este tipo de harina procede del procesado de subproductos avícolas de categoría 3 según el Reglamento Europeo 1774/2002. Al igual que en el caso de las harinas de carne y huesos se obtiene mediante tratamiento térmico, seguido de desgrasado mecánico, cribado y molido del producto.

 

Debido a su mayor coste, esta harina es preferentemente utilizada en la formulación de alimentos para animales de compañía y puede ser diferente a las que se encuentran en otros países en función de que se separen o no las plumas y parte de la grasa.

 

 

3. Harinas de Pescado

Este tipo de harinas de origen animal es también muy común en la elaboración de piensos y se obtiene a través de la desecación y trituración de pescados enteros, de partes de éstos o de los residuos en la industria conservera. A estos subproductos se les puede haber extraído parte del aceite.

 

El proceso normal de fabricación de la harina de pescado comienza por picar o moler del pescado, seguido de su cocción a 100ºC durante unos 20 minutos. Posteriormente el producto se prensa y centrifuga para extraer parte del aceite

 

En las primeras etapas del proceso se añaden antioxidantes, convirtiendo este tipo de harinas en un buen aliado para la disminución o desaparición de dolor, movilidad articular,… Recientemente, se han desarrollado nuevos procedimientos en la fabricación de harinas de pescado, las denominadas harinas LT, basados en la utilización de pescado entero fresco bien conservado y desecado a baja temperatura (< 70ºC), de esta manera se evita el enranciamiento de la grasa y la posible combustión de la harina.

 

 

Entonces ¿cuál es el valor nutritivo de la harina de pescado?

Pues dependerá del tipo de pescado, por ejemplo, la harina de arenque tiene un contenido mayor en proteína (72 vs 65%, como media) y menor en cenizas (10 vs 16-20%) que las harinas de pescado blanco.

 

En todo el grupo de harinas de origen animal, ya sea de mamífero, ave o pescado, el componente más valioso son las proteínas. Precisamente, es en la harina de pescado donde encontramos la proporción ideal de aminoácidos esenciales altamente digestibles, que varía relativamente poco dependiendo del pescado que de origen a esa harina. Es fuente de lisina y metionina.

 

La Lisina es un aminoácido esencial para la síntesis de las proteínas, construcción de la masa muscular, recuperación del organismo después de intervenciones quirúrgicas, para la producción de hormonas, enzimas y anticuerpos, así como para la absorción del calcio.

 

La Metionina es también un aminoácido esencial y antioxidante, además de una fuente ineludible de azufre. Es uno de los principales aminoácidos implicados en la formación de proteínas para la creación de células y tejidos.

 

La harina de pescado también aporta cantidades elevadas de fósforo altamente disponible, microminerales (Se, Zn, Cu, Fe y Zn) y vitaminas del grupo B (especialmente colina, biotina, riboflavina y B12).

 

Cómo habréis comprobado, la harina de pescado tiene una mayor capacidad de aporte nutritivo y vitamínico que las harinas de mamíferos o aves, es por tanto un tipo de proteína que aun siendo en forma de harina, es altamente beneficioso para nuestros peludos.

 

 

4. Harina de Arenque

Este tipo de harina de pescado podría decirse que es el TOP de las harinas de pescado, pues tiene un contenido mayor en proteína (72% vs. 65%, como media) y menor en cenizas (10% vs. 16-20%) que las harinas de pescado blanco. También una composición de aminoácidos esenciales excelente, solo superada por la proteína de la leche y los huevos, y muy superior a la de cualquier otro producto vegetal proteico.

 

 

5. Aceites de Pescado

Siguiendo en línea con los productos derivados del pescado, los aceites de pescado nos ayudan a suplementar las carencias de muchas de las harinas de pescado presentes en los piensos. Es decir, las harinas de pescado procedentes de salmón, anchoa y sardina contienen niveles más elevados de DHA y EPA que las harinas procedentes de capelina o arenque.

 

 

De modo que en muchos casos nos encontraremos que en la formulación del pienso vemos harina de pescado y también aceite de pescado, eso es porque debido al bajo nivel de DHA y EPA (Omegas) les es necesario enriquecer con Aceite de Pescado para llegar a los niveles que exigimos los consumidores.

 

Llegado a este punto, seguramente os estáis haciendo la misma pregunta que yo ¿y porqué no utilizar buenos pescados como el salmón o la sardina para garantizar esos niveles de DHA y EPA en lugar de tener que enriquecer con aceite de pescado?

 

Pues bien, aquí yo tengo dos teorías:

  1. Tomar el aceite de pescado se considera más seguro que consumir pescado, porque muchas empresas utilizan los peces que están más bajos en la cadena alimenticia para producir las harinas, de modo que sus contaminantes pueden ser removidos durante el proceso de destilación.
  2. El bajo coste de las harinas de pescado “barato” compensa económicamente el uso de aceites de pescado, que si a su vez también es de bajo aporte en DHA y EPA continúa siendo un producto rentable.

 

Por suerte todavía quedan empresas que hacen las cosas bien y utilizan buenas materias primas de origen que, ya sea en formato de harina o de aceite, dan como resultado un producto excepcional.

 

 

6. Harina de Huevo

La harina de huevo es un subproducto de la industria procesadora de huevos y generalmente procede de los huevos rotos o fisurados que no son aptos para el consumo humano.

 

 

Para la obtención de la harina se elimina la cáscara y se pasteuriza la mezcla de la yema y la clara, en torno a una temperatura aproximada de 70 ºC. El polvo resultante es la harina de huevo y éste debe ser negativo en Salmonella.

 

 

7. Chicharrones

Esta no es la forma más común de presentar la proteína de origen animal, sin embargo hay algunos piensos como el Nutro Wild Frontier que sí lo incluyen dentro de sus formulaciones. Curiosamente los chicharrones o corteza de cerdo son los que conocemos comunmente como resultado de freír la piel del cerdo con o sin carne.

 

Pueden obtenerse chicharrones de otros animales como vacas, pollos o corderos, aunque en general son considerados de menor calidad.

 

 

La harina de chicharrón se produce a partir de la parte más grasa del cuerpo del animal (grasa, piel, órganos internos,…) análisis aproximado : Digestibilidad: 84-90% ,Grasa: 13,0 a 15,0% Humedad: 3,0% Proteínas: 65-70% Ceniza: 5-10%.

 

 

8. Glucosamina

Saliendo de las proteínas y entrando en los complementos alimenticios, la glucosamina juega un papel esencial y cada vez es más común en la elaboración de piensos. La glucosamina es una sustancia  que se produce naturalmente en el cuerpo y es un aminosacárido que desempeña un papel importante en la formación y reparación de los cartílagos. La glucosamina (como suplemento) se extrae de los cangrejos, las langostas o las conchas de camarones.

 

 

Generalmente se usa junto con el Sulfato de Condroitína y se relaciona con la mejoría en problemas de artrosis y displasias, además de como antiinflamatorio. Es utilizado como base de muchos condroprotectores en conjunto con la Glucosamina.

 

 

9. Sulfato de Condroitina

Por lo general su uso va ligado al uso de la Glucosamina, son dos compuestos que habitualmente se encuentran emparejados en todos los piensos. El sulfato de condroitina forma parte de una molécula proteica que proporciona elasticidad al cartílago. El sulfato de condroitina (como suplemento) se extrae, en la mayoría de los casos, del cartílago de la tráquea de reses, pero en Japón también lo extraen del cartílago de tiburón. Por eso es recomendable conocer su procedencia. Es eficaz en la disminución o desaparición de los signos y síntomas asociados a la artrosis, dolor, movilidad articular,…

 

 

10. Hidrolizado de Colágeno

El colágeno es una molécula proteica que forma las fibras colágenas. Estas se encuentran en todos los animales. Son secretadas por las células del tejido conjuntivo como los fibroblastos, así como por otros tipos celulares.

 

 

El colágeno es el componente más abundante de la piel y de los huesos, cubriendo un 25% de la masa total de proteínas en los mamíferos. Por tanto el colágeno hidrolizado fortalece y promueve el desarrollo del cartílago. Los aminoácidos aportados por el colágeno sintetizan nuevo colágeno que ayuda a regenerar el cartílago y a dotarlo de fuerza, tensión y la resistencia necesaria, ayuda en la reparación y regeneración de ligamentos, tendones, articulaciones y huesos.

 

 

11. Cartílago de Tiburón

Aunque no solemos verlo en España ni en muchos piensos que se distribuyen dentro de nuestro país, no significa que podamos encontrarlo en aquellos que son de baja calidad o importados. Por supuesto este tipo de condroprotector no está para nada recomendado.

 

El tiburón es uno de los peces predadores más grandes y con más contenido en mercurio y otras toxinas del mar, y tampoco es ni mucho menos el condroprotector estrella pues hay estudios científicos que afirman que no tiene ningún beneficio para el organismo. No existe prueba científica alguna de que el cartílago de tiburón ayude a combatir el reumatismo, la artritis o alguna otra enfermedad.

 

 

Por suerte este tipo de producto ha dejado de estar “de moda” y ha sido sustituido por el polvo de mejillón de labio verde.

 

 

 

Y hasta aquí algunos de los elementos más comunes que podemos encontrar en la lista de ingredientes principales usados para la producción y fabricación de alimentos de nuestros perris. Como habréis comprobado, me he saltado todos aquellos denominados como carne fresca, carne deshidratada,… y toda la parte vegetal, pues considero que son conceptos más conocidos por el común de los mortales y que, en su mayoría, tienen un tratamiento del producto mucho más sencillo, prácticamente directo al plato, por lo que no nos es tan difícil averiguar que son.

 

Las grandes diferencias que existen entre las harinas, y algunos de los compuestos más técnicos como la Glucosamina, el colágeno o la inclusión de chicharrones sí que nos podrían llegar a generar más dudas, lo que hacía más necesario que estuvieran en esta lista frente a otros.

 

Si habéis echado alguno en falta o si necesitáis conocer más acerca de cualquiera de los aquí nombrados, dejadme un comentario y estaré encantada de desarrollarlo. Solo espero que, aunque ha sido un post largo y seguramente “aburrido” de leer, haya sido capaz de arrojar más luz en el oscuro mundo de la alimentación para mascotas.

 

Ojalá que, a partir de ahora, os sea un poquito más fácil saber que es lo que realmente están comiendo vuestros peludos, y si detectáis algún ingrediente en vuestro pienso que no os convence tengáis la oportunidad de cambiarlo por otro que se adapte mejor a vuestras necesidades.

 

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies y Política de Privacidad

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies y Política de Privacidad, pinche en los enlaces para mayor información. _plugin cookies_ _Política de Privacidad_

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: