Alimentacion,  Cachorro,  Perros

Cómo debe ser la alimentación de un cachorro de raza mini o pequeña

La llegada de un cachorro a la familia siempre es un momento feliz y lleno de novedades tanto para nosotros como para el pequeño peludo que acaba de venir.

Nos miran con esas caritas dulces y en lo único que podemos pensar es en achucharles, darles muchos mimos y cuidarles al máximo. Por supuesto la alimentación forma parte de esos cuidados y queremos hacerlo lo mejor posible, por eso hoy me gustaría hablaros de ello, y recomendaros alguna receta interesante.

1. El destete del cachorro y la transición al pienso

Como ya comenté el mi anterior post de la correcta alimentación de un cachorro lactante, la primera fase de es el periodo en el que nuestro cachorro tendrá como único alimento la leche materna (de su madre) o en su defecto la leche maternizada (preparado comercial), mientras que la segunda fase es el destete, momento en el que nuestro cachorro comenzará a ser capaz de hacer el cambio de alimento líquido (la leche) a alimento sólido (pienso).

Hay estudios que recomiendan alimentar a la madre gestante y lactante con un pienso diseñado para cachorros debido a las considerables necesidades nutricionales de la madre en esta etapa de alto gasto energético.

Esto no solo asegura el desarrollo saludable de los cachorros, sino que también evita problemas y deficiencias en la madre

Volviendo a la segunda fase, el destete y transición al pienso, hay trucos para hacérselo más fácil como:

  • Humedecer el pienso unos minutos antes, especialmente si se trata de razas pequeñas o si el cachorro aún no tiene todos los dientes
  • En caso de necesidad, incluso podemos añadir un poco de agua caliente y triturarlo con un tenedor para obtener una especie de papilla

2. ¿Porqué considerar un pienso para cachorros mini o pequeños?

Aunque todos los piensos para cachorros cumplen con los requisitos básicos para un buen crecimiento y desarrollo, me gustaría ir un paso más allá teniendo en cuenta la raza o mestizaje de nuestro cachorro y su tamaño cuando sea adulto.

Seguro que lo primero en lo que habéis pensado es en el tamaño de la croqueta, y es que, aunque este es un factor a considerar, veréis que hay más, como por ejemplo,… los requerimientos nutricionales de un Chihuahua o un Yorky en crecimiento son significativamente diferentes a los de los de un Labrador o un Gran Danés.

Los perros de raza grande y/o incluso gigante, tienen un crecimiento más intenso y prolongado en el tiempo, pueden estar creciendo incluso hasta los 18 meses. En cambio, los perros Mini, tienen un crecimiento más rápido en proporción, la mayoría de ellos alcanzan su tamaño adulto a los 9-10 meses.

Esto hace que este breve período sea nutricionalmente muy exigente para completar su crecimiento de manera saludable y equilibrada.

3. Mi recomendación de pienso para cachorros mini o pequeños

Los perros Mini, independientemente de su edad, necesitan un alimento más calórico, alto en proteínas animales de calidad, con carne o pescado como primer ingrediente, y rico en grasas.

Para estos casos, un pienso como el Lenda Puppy Mini First Bite es una fantástica opción ya que está diseñado para cubrir las necesidades de estos cachorros y de las madres gestantes, sin descuidar el periodo de lactancia.

Con un 33% de proteína y un 17% de grasa, esta receta garantiza un equilibrio nutricional adecuado

Además, la proteína de alta calidad proviene de aves de corral, pescado y huevo, ofreciendo una excelente palatabilidad.

Dada la tendencia de las razas más pequeñas a problemas articulares, como la luxación de rodilla de Django, es conveniente que incluyan suplementos como el colágeno, los condroprotectores (glucosamina y condroitina) para reforzar y proteger las articulaciones, así como MSM, un antiinflamatorio natural. En este caso, este pienso nos lo da.

También lleva importantes suplementos botánicos y probióticos para un óptimo cuidado digestivo e inmunológico, aspectos esenciales durante esta etapa de nuestro cachorro, donde el crecimiento es rápido y se tiende al sobrepeso en la edad adulta, pudiendo agravar estas problemáticas.

Como siempre os digo, la prevención debe incluir un enfoque holístico para asegurar la salud y el bienestar a largo plazo de nuestro peludo y que esté más sano y feliz.

Un comentario

  • Oriol

    Genial post!

    Como bien comentáis no es lo mismo alimentar un cachorro pequeño que uno gigante. Es conveniente una dieta específica para su desarrollo. Músculos, huesos, piel, pelo, dientes y órganos internos, además de una adecuada socialización con los demás perros.

    Comprobar su desarrollo y pesar al perro de vez en cuando con la ayuda de profesionales para que te guie en su crecimiento.

    Muchas gracias por el artículo! Un saludo!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies y Política de Privacidad

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies y Política de Privacidad, pinche en los enlaces para mayor información. _plugin cookies_ _Política de Privacidad_

ACEPTAR
Aviso de cookies
No Cookie Banner