Alimentacion,  Gatos,  Perros

Nutrición en Perros y Gatos para Dummies – La Energía

Os adelanto que para leer y comprender esta entrada acerca de los Principios básicos de la nutrición en Perros y Gatos no será necesario ser un experto en la materia. Si algo he querido mantener desde el principio, es hacer una serie de posts cercanos, accesibles, sencillos y abiertos a tod@s l@s mortales.

 

Seguro que estáis cansados de leer información al respecto de la nutrición de vuestros amigos en mil sitios distintos, pero una vez termináis de leer os dais cuenta de que más de la mitad del texto ha sido un jeroglífico y la otra mitad la habéis pasado consultando términos en la Wikipedia…

 

Me he propuesto que todas las entradas que tengan que ver con la nutrición más «académica» sean, como se suele decir, para Dummies (principiantes)

 

Así pues vamos allá, este primer capítulo de Nutrición en Perros y Gatos para Dummies arranca con uno de los conceptos principales en la alimentación de nuestros peludos: La Energía

 

 

1. ¿Qué es La Energía?

La Energía como tal no es un alimento, ni un nutriente en sí mismo, pero es imprescindible para crecer, mantenerse, reproducirse y moverse.

 

Entre el 50% y el 80% de lo que consumen nuestros peludos lo hacen para conseguir energía y sobrevivir

 

Desde el punto de vista de las plantas, éstas obtienen la energía de la radiación solar y la convierten en nutrientes energéticamente ricos. Los animales por su parte consumen esas plantas y convierten los nutrientes vegetales en energía.

 

 

La energía que «fafrican» y almacenan las plantas son los carbohidratos o también llamados hidratos de carbono, mientras que en los animales esa energía son las grasas o también conocidos como los lípidos.

 

 

2. ¿Para que le sirve la energía a mi perro o gato?

La energía es imprescindible para el organismo, ya que conserva los tejidos, regula la temperatura corporal y es la gasolina que mueve los motores para realizar actividad física.

 

No es de extrañar, por tanto, que La Energía está considerada como el principal elemento de la dieta. Al margen de las necesidades de aminoácidos esenciales o de ácidos grasos esenciales que contienen las proteínas y las grasas, los nutrientes ricos en energía que consumen nuestros perros y gatos son destinados en primer lugar a las necesidades energéticas y en segundo lugar a las funciones metabólicas.

 

Es decir lo primero es crecer, moverse, reproducirse y ya si queda algo de energía lo usarán para el resto de cosas que tenga que hacer su cuerpo

 

Hay algo muy curioso en La Energía, os cuento… nuestros perretes y gatetes son tan curiosos que son capaces de regular el consumo de energía en función de sus necesidades diarias, lo que significa que cualquier perro o gato pararía de comer en el momento en el que considera oportuno que ya no necesita comer más para vivir.

 

 

Eso significa que si la cantidad de energía que contiene un pienso o cualquier otro tipo de dieta húmeda, casera, BARF… es la correcta, nuestros amigos ni pedirán más ni les fallarán las fuerzas. Por el contrario si la cantidad de energía contenida en su comida es baja éstos querrán más y estarán constantemente buscando «rellenar» esa falta de energía.

 

Es por este motivo que las tablas que vemos en los sacos, esas que nos muestran la cantidad diaria recomendada y, en algunos casos la Energía metabolizable, están basadas en La Energía.

 

La ingesta de comida está regulada por el consumo energético total, por eso la composición nutricional de la dieta debe ser equilibrada en relación con la densidad energética

 

Siempre hay que tener presente este equilibrio para estar seguros de que cuando nuestros peludos comen la ración que nos indica el fabricante, ésta sea la necesaria para cubrir sus necesidades calóricas (Energéticas) y al mismo tiempo todas las necesidades de otros nutrientes.

 

 

3. Curiosidades de la energía

Las encuestas nos dicen que la obesidad es el problema nutricional más observado por los veterinarios pero, si lo que os he dicho antes es cierto, si nuestros perretes y gatetes tienen la capacidad innata de autorregularse cuando ya han llegado a su nivel de energía necesario ¿porqué nos siguen pidiendo comida? ¿porqué se convierten en aspiradoras? o ¿porqué casi nos arrancan los dedos cuando les damos una chuche?…

 

 

Esto es debido a que en la mayoría de casos se les alimenta con Piensos Comerciales muy sabrosos, jugosos y energéticamente densos (calóricos), lo que les lleva al hiperconsumo, porque está perriquíiiiiiiiisimo!!!

 

Si juntamos la comida sabrosona con que muchos de nuestros amigos llevan vidas felices, tranquilas, sedentarias eso es un cóctel explosivo que hace que, aunque tienen esa capacidad innata para autorregularse, no podamos confiar en ella porque ¡¡no la aplicarán!!

 

¿quíen es el guap@ que le dice que no a una chuche jugosa y olorosa? ¡yo no, y mis perris menos!

 

 

Y hasta aquí el primer post dedicado a la Nutrición y Dietética Veterinaria para Dummies. Espero que no haya sido demasiado técnico, que todo se haya podido entender sin necesidad de «Googlear» y por supuesto, mi máximo deseo es que poco a poco y a medida que avancemos, tod@s seamos capaces de entender cómo debería ser una correcta alimentación perruna y gatuna.

 

Nuestra próxima parada… Los Nutrientes, espero que sea tanto o más interesante que La Energía.

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies y Política de Privacidad

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies y Política de Privacidad, pinche en los enlaces para mayor información. _plugin cookies_ _Política de Privacidad_

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: