Perros,  Salud

Beneficios de tener un seguro de mascotas

Muchos son los beneficios de tener un seguro de mascotas, empezando por la seguridad en la salud de nuestro peludo hasta llegar a nuestra tranquilidad tanto mental como económica.

 

La estadística nos dice que una de cada tres mascotas necesitará tratamiento veterinario, ya sea por enfermedad o por accidente, al menos, una vez al año

 

Si a eso le sumamos las revisiones anuales, vacunación, urgencias, consultas excepcionales y pequeños accidentes, os aseguro que contratar un seguro de mascotas sale más que rentable.

 

Los seguros de mascotas nos ayudan a cubrir por lo general el 80% de todos estos gastos imprevistos y actúan de forma muy similar a los seguros de salud que podemos contratar para nosotros. Sin embargo, hay puntos a tener en cuenta a la hora de contratar un buen seguro de salud para nuestra mascota ya que, no todos son iguales. ¿Queréis conocer cuales son las características más interesantes a tener en cuenta? pues vamos allá:

 

1. Las coberturas

Como comentaba antes, no todos los seguros para mascotas cubren lo mismo. Algunos solo cubren cuando la causa es un accidente, por lo que si nuestro perro enferma, seremos nosotros quienes debamos pagar el 100% de las facturas del veterinario.

 

Por supuesto, aquellos seguros que no cubren las enfermedades comunes son más baratos pero, si tenemos en cuenta que solo el 10% de los casos en que llevamos a nuestra mascota al veterinario es a causa de un accidente, imaginaos lo importante que es el que nos cubra también la enfermedades comunes como podría ser una Leishmania, cáncer, anemia, cálculos urinarios, gastroenteritis, etc…

 

Los mejores son aquellos que incluyen las enfermedades, las urgencias, las intervenciones quirúrgicas y, en algunos casos también la hospitalización.

 

Algunas compañías incluso incluyen los servicios de rehabilitación como fisioterapeutas, acupuntura, o etología si es por prescripción veterinaria

 

1.1 Límites y sublímites

Dentro de las coberturas deberemos fijarnos bien en los límites contratados, es decir, hasta cuánto podemos «gastar» en servicios veterinarios y que éstos estén incluidos. En este punto debemos conocer cuál es nuestro límite anual ¿1.500€, 2.000€, 3.000€?

 

En mi opinión, un buen seguro será aquel que su límite esté mínimo en los 3.000€. Pensemos que, una operación, por sencilla que sea, alcanzará fácilmente los 1.000€, entre las pruebas de diagnóstico, la medicación, revisiones, posibles pruebas de seguimiento, nos vamos rápidamente los 2.000€. Así pues, solo nos quedarían 1.000€ de saldo para posibles imprevistos adicionales.

 

3.000€ es, para mí, la mejor opción. Por este motivo me he fijado en la compañía de seguros Barkibu que, de entre todas, es la única que alcanza esta cantidad de 3.000€. Un punto a tener muy en cuenta si realmente deseamos estar tranquilos 😉

 

En cuanto a los sublímites, los importes máximos dentro del límite máximo permitido de nuestro seguro, podremos encontrarlos en algunos tratamientos como puede ser una displasia, tratamientos dentales u otros complementarios, es importante que revisemos también este apartado pues oscilan entre los 500€ y los 1.500€ de máximo.

 

 

1.2 Elegir a nuestro veterinario de confianza

Un buen seguro será aquel que no nos exija ir a su red de veterinarios, porque tan importante es su salud como la experiencia y el seguimiento del que siempre ha sido su «médico».

 

Al igual que sí deseamos acudir a un especialista en concreto, podamos hacerlo esté en la provincia que esté, incluso si estamos fuera de nuestro país, tengamos la libertad de acudir al centro que deseemos (en Europa y Reino Unido)

 

1.3 Carencias y excepciones

Este es un tema bastante extenso pues suelen haber muchas diferencias entre las compañías de seguros, sin embargo podría resumirlo en:

    • Elige aquel que tenga una menor carencia, es decir, que el periodo desde su contratación hasta el momento en el que podemos hacer uso del servicio sea bajo, entre 15 días y 1 mes sería una buena carencia.
    • Elige aquel que tenga menos excepciones en sus coberturas. Es habitual que no cubran esterilizaciones, limpiezas bucales, enfermedades previas a la contratación del seguro o la alimentación y complementos entre otras cosas. Os sugiero que reviséis detenidamente estas excepciones a las coberturas.

 

Debéis saber que ninguna compañía nos cubrirá nada que tenga que ver con enfermedades, lesiones o cualquier otra dolencia que tuviera nuestro amigo antes de la contratación del seguro.

 

1.4. Límite de edad

Gracias a nuestros cuidados, a una buena alimentación y a la concienciación de todos nosotros por ofrecerles un bienestar y una calidad de vida excepcional, nuestros peludos viven muchos años con nosotros. Con una media de 10 años para perros grandes y de hasta 18 años para perros mini, estamos hablando de que su seguro debería estar acorde con su esperanza de vida.

 

Lo habitual es encontrarnos con seguros que no aceptan perros mayores de 9, 7 o incluso 5 años. Y de hacerlo, la prima anual es desorbitada. Pocas son las que superan estas cifras a precios razonables. De nuevo os remito a Barkibu, ya que es prácticamente la única que llega hasta los 11 y a unos precios muy ajustados.

 

Así pues, si estamos pensando en contratar un seguro de salud para él, debemos tener muy en cuenta este punto.

 

 

2. ¿Qué necesitamos para contratar el seguro?

Para la contratación de un seguro de salud para mascotas necesitaremos cumplir con los siguientes requisitos que, por lo general, son coincidentes en todas las aseguradoras:

  • Tener en regla la documentación y la cartilla de vacunas actualizada
  • Microchip identificativo implantado (en el caso de ser un perro)
  • Que nuestro amigo sea considerado animal de compañía que no se dedica al pastoreo, ni a la caza mayor, ni a actividades deportivas o actividades profesionales de vigilancia y/o seguridad ni otras actividades análogas

 

 

3. ¿Cuál es el precio?

El precio dependerá de la edad, de la raza del perro y/o del tipo de mascota, e incluso en ocasiones del lugar de residencia, además de si añadimos coberturas o seguros adicionales como el de Responsabilidad Civil, vacunaciones anuales…

 

Podríamos decir que el precio oscila entre los 120€ y los 350€ anuales según coberturas contratadas y características de nuestra mascota

 

En cuanto al seguro de responsabilidad Civil, puede llegar a estar incluido como mejora en nuestro seguro del Hogar, si no lo tenéis claro poneos en contacto con vuestra aseguradora para que os indiquen si lo tenéis o no dentro de vuestras coberturas.

 

En mi caso, Django e Ygritte están dentro del seguro de Responsabilidad Civil del seguro de Hogar.

 

 

4. Beneficios de tener contratado un seguro de salud para mascotas

Son múltiples los beneficios que nos ofrece la contratación de un seguro de salud para nuestro amigo y no solamente en la parte económica y veterinaria. Las agencias de seguros dedicadas en exclusiva a este servicio ponen a nuestra disposición información, asesoramiento y orientación para que siempre que lo necesitemos seamos capaces de poder darle una vida más plena y de calidad.

 

4.1. Asistencia en viaje

Normalmente, los seguros para mascotas ofrecen cobertura nacional e internacional. Vayamos donde vayamos, en caso de tener un accidente en el extranjero o contraer alguna enfermedad, nuestro amigo estará cubierto.

 

Es importante consultar qué tipo de coberturas ofrece el seguro para asegurarnos de que este servicio está incluido.

 

 

4.2. Información y asesoramiento

Los seguros ofrecen servicios de atención al cliente orientados a informar sobre todas las dudas que tengamos en relación a nuestras mascotas. Esto abarca consultas de todo tipo, desde cuáles son los hoteles que permiten estancias con mascotas, a cuáles son los mejores centros para realizar adopciones y acogidas. Dónde contactar con cuidadores, o qué centros de animales y peluquerías hay en nuestra ciudad.

 

Además de informar, una de las funciones de este tipo de seguros es poder asesorar sobre sobre cualquier ámbito relacionado con nuestra mascota. Si necesitamos consejo, podrán ayudarnos y asesorarnos sobre cuestiones relacionadas tanto con veterinaria, así como en todo lo relacionado con el asesoramiento jurídico y administrativo siempre que lo necesitemos.

 

 

4.3. Veterinarios

Este es sin duda el punto más importante, pues saber que nuestro peludo recibirá asistencia veterinaria siempre que lo necesite aporta una gran tranquilidad.

 

Por este motivo, debemos verificar que la cobertura veterinaria sea completa e incluya las urgencias. Por lo general nuestro seguro cubrirá los tratamientos necesarios para las enfermedades, así como también intervenciones quirúrgicas o asistencia veterinaria online.

 

Lo importante es que en todo lo que se refiere a salud, podamos disponer de servicios que nos ayuden a cuidar de nuestros amigos a la vez que lo hace de nuestro bolsillo 😉

 

4.6. Post-defunción

Sé que nunca queremos que llegue este día pero, llegado el momento, es tranquilizador poder dejar en manos de nuestro seguro todo el trámite para su entierro y/o incineración.

 

 

Porque cuidar de nuestra mascota es cuidarnos también a nosotros mismos y, aunque cada perro, cada gato, conejo, pájaro o hurón es un mundo, al final quien mejor le conoce y sabe que cuidados necesita somos nosotros. Si creemos que un seguro de salud para él forma parte de estas necesidades, no debemos dudar en buscar el que mejor se adapta a nosotros.

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies y Política de Privacidad

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies y Política de Privacidad, pinche en los enlaces para mayor información. _plugin cookies_ _Política de Privacidad_

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: